Deportes

La Liga de las remontadas: ya lleva doce puntos así

Como la mayoría de sus partidos son a las cinco de la tarde, el Betis suele salir amodorrado, casi recién levantado de la siesta. Este defecto, que viene de largo, se ha visto compensado esta temporada con un rasgo impropio del Betis de los últimos años: la capacidad de reacción. Son ya seis remontadas.

el 15 sep 2009 / 00:48 h.

Como la mayoría de sus partidos son a las cinco de la tarde, el Betis suele salir amodorrado, casi recién levantado de la siesta. Este defecto, que viene de largo, se ha visto compensado esta temporada con un rasgo impropio del Betis de los últimos años: la capacidad de reacción. Son ya seis remontadas.

Caraja es una palabra fea, malsonante e inexistente, al menos en el sentido que se le da cuando se aplica a la actitud con que el Betis empieza muchos de sus partidos, pero el aficionado sabe que denomina la flojera, la fragilidad y el adormilamiento que padecen los jugadores verdiblancos cuando salen a un campo de fútbol. Hasta aquí, nada nuevo. Lo imprevisto, lo sorpresivo, es el carácter competitivo del equipo, una virtud desconocida y muy reclamada en otras etapas no muy lejanas y que ya le ha permitido sobreponerse a seis marcadores adversos en lo que va de campaña.

Hay dos datos que reflejan a la perfección esa caraja del Betis. El primero, que ha encajado una décima parte de sus goles entre los minutos 1 y 15; en total, cuatro tantos: uno de Guardado en Riazor (m. 7), uno de Negredo en el Betis-Almería (m. 9), uno del madridista Drenthe también en Heliópolis (m. 9) y otro de Villa en Mestalla (m. 15). Y el segundo, que se ha visto por detrás en el marcador en quince de las veinticinco jornadas disputadas; por el contrario, sólo marcó antes que su adversario en siete ocasiones.

El gran mérito de este Betis es que ha demostrado una capacidad de reacción como mínimo sorprendente, teniendo en cuenta que en las últimas campañas era una auténtica madre para sus enemigos. Al grano. El conjunto verdiblanco ha sido capaz de ganar tres partidos que empezó perdiendo y de empatar otros tres encuentros con marcador adverso.

Las victorias fueron ante el Zaragoza (Pavone marcó dos goles tras el 0-1 de D'Alessandro), el Almería (gol de Edu y doblete de Pavone para contrarrestar el 0-1 de Negredo) y el Real Madrid (Edu y Mark González dejaron en nada el 0-1 de Drenthe). Y las tablas, ante el Recreativo en Huelva, el Espanyol en Sevilla y el Mallorca el pasado domingo. La ganancia total es de 12 puntos, lo que le da el cuarto puesto en la tabla de remontadas de esta Liga, sólo detrás de Villarreal, Espanyol y Mallorca, que han sumado 13 puntos de esta guisa.

Por cierto, y como virtud añadida, el Betis también es capaz de aguantar marcadores a favor. Hasta ahora sólo ha perdido uno de los siete partidos en que marcó primero: fue el 4-3 que le endosó el Levante en Valencia.

  • 1