Deportes

La Liga sigue estando en un punto

El Barcelona y el Real Madrid ganaron, así que la Liga sigue igual, con un punto de ventaja para el equipo de Pep Guardiola y sólo cuatro jornadas por delante.

el 25 abr 2010 / 22:10 h.

El Barcelona sigue líder, pero por poco.
Un solo punto, el que separa al líder Barcelona del Real Madrid, mantiene la máxima tensión en la Liga a falta de cuatro jornadas para el cierre de uno de los campeonatos más desiguales de los últimos años.

La disputa de la trigésima cuarta jornada dejó las cosas como estaban. Ganaron el Barcelona, que acumula 87 puntos, y el Real Madrid, con 86, inmersos en una pelea que el resto mira a distancias exageradas.

Los azulgrana, más pendientes de la vuelta contra el Inter del miércoles de las semifinales de la Liga de Campeones, derrotaron al colista Xerez por 3-1, no sin algunos apuros. Les separan nada menos que 60 puntos.

Anotó pronto el Barcelona por medio de Jeffren Suárez en el minuto 13 y aumentó el resultado el francés Thierry Henry en el 23, pero un minuto después acortó distancias Mario Bermejo. Pep Guardiola no tuvo más remedio que sacar a Leo Messi, que sustituyó en el 51 a Jeffren, y cinco minutos más tarde el sueco Zlatan Ibrahimovic puso el tranquilizador 3-1.

El Real Madrid sostuvo el pulso con el Barcelona en Zaragoza, donde ganó por 1-2 y logro su triunfo número 28, que iguala el mayor número de victorias de un equipo en una misma temporada liguera, un récord que los blancos habían fijado en 1987-88.

Marcaron dos jugadores que reaparecían tras una lesión y ambos a pase de Cristiano Ronaldo: Raúl, que firmó en el minuto 50 su tanto 228 en Liga, uno más que Alfredo Di Stéfano, y el brasileño Kaká en el 82.

Antes, Adrián Colunga, que relevó en el primer tiempo por lesión al chileno Humberto Suazo, había igualado en el 61, a pase del colombiano Abel Aguilar, diez minutos después de la expulsión del italiano Matteo Contini por un codazo al argentino Gonzalo Higuaín.

El Valencia, en su octavo triunfo en casa en los últimos nueve partidos, avivó su paso hacia la Liga de Campeones al derrotar por 1-0 (David Villa, de penalti) al Deportivo de La Coruña y afianzarse como tercero de la Liga, con 62 unidades, a 25 del líder.

El Dépor prosigue su caída libre. Sólo ha sumado dos puntos de los últimos 21 posibles y ha perdido las opciones de acceder a las plazas europeas, roto por las lesiones, la última la del mexicano Andrés Guardado, autorizado a recuperarse en su país.

En la lucha por la cuarta plaza, el Mallorca cedió el primer empate en su estadio (1-1) ante el Málaga, muy necesitado de puntos para escapar de los incómodos miradores que conducen a Segunda. Se adelantó en el 86 el nigeriano Víctor Obinha e igualó el local Aritz Aduriz en el 91.

El uruguayo Chori Castro falló un  penalti para el Mallorca en la primera parte. El meta visitante y compatriota suyo, Gustavo Munúa, la gran figura de su equipo, paró el lanzamiento.

En un espectacular duelo, el Getafe ganó por 4-3 al Sevilla, que se quedó, con 54, a dos puntos del Mallorca. Se adelantaron los locales con Adrián, pero el brasileño Luis Fabiano y el maliense Frederic Kanoute revirtieron la situación. Igualó Pedro León en el segundo tiempo antes de que Luis Fabiano volviera a batir a Codina para colocar el 2-3, pero Manu del Moral y Dani Parejo, de penalti en el tiempo de prolongación, dibujaron el 4-3.

El Villarreal, sexto, entró en la pelea por la Liga de Campeones con un triunfo por 1-2 en Santander que le coloca a dos puntos del Sevilla. El uruguayo Diego Godín y el brasileño Nilmar remontaron el gol inicial de Sergio Canales y sembraron la inquietud en el Racing, a 4 puntos del descenso.

El Atlético de Madrid se puso a salvo de sustos al derrotar por 3-1 al Tenerife, en un partido que protagonizó el joven argentino Eduardo Salvio, de 19 años, autor de las dos primeras dianas.

Su compatriota, Román Martínez, llevó los nervios a la hinchada del Vicente Calderón con el 2-1, pero Agüero aprovechó un pase del uruguayo Diego Forlán para clausurar el debate con el tercero, en una tarde goleadora plenamente argentina.

El Espanyol aprovechó la crisis del Almería para arrancar una victoria con un gol de Luis García que aseguró la permanencia del equipo del argentino Mauricio Pochettino. El arquero brasileño Diego Alves evitó una mayor derrota de los locales, que acumulan seis jornadas sin ganar.

El Valladolid recibió una dosis de oxígeno en sus últimas oportunidades para eludir la caída a Segunda al derrotar por 0-2 al Sporting de Gijón (goles del angoleño Manucho y Javier Baraja), que suma cuatro derrotas seguidas y, con 37 puntos, empieza a sentir algo de vértigo.

Con los resultados de hoy, la zona de riesgo queda de la siguiente manera: Xerez con 27 puntos, Tenerife y Valladolid con 32, Málaga y Zaragoza con 34, Racing de Santander con 36, Sporting de Gijón con 37 y Almería y Osasuna, éste con un partido menos, con 38.

La jornada se completará hoy lunes con el Osasuna-Athletic.

  • 1