Local

La limitación en el acceso al Centro crea confusión en los vecinos

Residentes y hoteleros coinciden en que no han sido informados de estas nuevas medidas

el 16 ago 2011 / 18:51 h.

TAGS:

No sólo taxis circulan por el Centro. En la plaza de la Encarnación también se ven vehículos particulares. / Juan García de Sola (ATESE)

El regreso de las restricciones de acceso de los vehículos privados a las calles del Centro ha desembocado en una situación de confusión en el casco antiguo. La falta de información por parte del Ayuntamiento sobre la entrada en vigor de estas nuevas limitaciones al tráfico ha deparado un paisaje en el que los conductores se topan con una señalización que impide la libre circulación de vehículos por sus calles, contradiciendo el modelo anunciado por el Consistorio tras la derogación del Plan Centro .


Desde el Gobierno municipal se insiste en que esta situación responde a la recuperación de la limitación existente antes de diciembre de 2010, fecha en la que entró en vigor la ordenanza, y aunque es cierto que se trata de la misma señalización, la falta de información a la ciudadanía sobre este retorno ha sido la causante de esta nueva problemática. El propio alcalde, Juan Ignacio Zoido, insistió ayer en la idea de que "son las mismas señales que existían antes" y que por tanto no suponen "ninguna novedad" en cuanto a la circulación de vehículos por el Centro.


Lo cierto es que por encima de lo novedoso de esta señalización, su entrada en vigor sin previo aviso ha provocado situaciones confusas entre los vecinos. Fueron los responsables de la Asociación La Revuelta quienes denunciaron, a través del blog habilitado para reflejar las malas prácticas en el Centro , el regreso de esta señalización y la falta de información sobre esta medida. Unas quejas que volvieron a oficializar ayer indicando que "no es cierto que sean las mismas señales de antes", ya que "no existía ninguna limitación en Trajano tras el fin de las obras en la Alameda de Hércules y la restauración del sentido histórico en Jesús del Gran Poder".

 

El portavoz vecinal, Kiko Sánchez, volvió a recriminar al Ayuntamiento la falta de información sobre la aplicación de esta restricción, un hecho al que el alcalde restó importancia asegurando que "hay muchos otros que estaban perfectamente informados" sobre su aplicación. Zoido recordó que el Gobierno ya indicó que tras la derogación del Plan Centro se volvería "al modelo anterior", y que precisamente eso es lo que han llevado a cabo estos días. Ante las quejas vecinales, el alcalde aseguró que "desde el distrito se está facilitando toda la información necesaria".


Será, eso sí, una situación transitoria, pues el alcalde volvió a referir que no será hasta el mes de septiembre cuando el Gobierno comience a plantear las alternativas adecuadas a la derogación de dicho plan . Hasta entonces, y toda vez que "diseñemos las líneas de microbuses que atravesarán sus calles", se mantendrán las restricciones que el Ayuntamiento ha comenzado a aplicar en los principales accesos de los vehículos al Casco Antiguo. Unas limitaciones que no afectarán a personas acreditadas, carga y descarga -en horarios habilitados-, transportes públicos y clientes de los hoteles.


Precisamente el gerente de la Asociación de Hoteles de Sevilla , Santiago Padilla, indicó ayer a este periódico que la entrada en vigor de esta nueva señalización "no ha generado de momento ninguna problemática entre los clientes" de sus establecimientos, aunque sí recordó las dificultades que encontraron en su día para que estas indicaciones de la restricción en la circulación "incluyeran la excepción de los hoteles". A pesar de ello, Padilla sí concretó que, como ya ocurriera con las asociaciones vecinales, en ningún momento han recibido comunicación "de modo oficial" por parte del Ayuntamiento en la que se les indicara la vuelta a este escenario previo al Plan Centro. "No sabíamos nada, excepto lo que hemos podido ver por la señalización", precisó.

EL EJE ENTRE SANTA CATALINA Y CAMPANA, EL MÁS AFECTADO

Los vehículos privados que quieran acceder al Centro a partir de ahora volverán a encontrarse con las restricciones que ya existieran en sus calles en diciembre de 2010, antes de la entrada en vigor del Plan Centro. Hace unos días, el Ayuntamiento instaló las señales indicativas de estas nuevas limitaciones en cuatros puntos concretos del casco histórico, donde a partir de ahora quedará prohibido el paso de los coches que no estén debidamente acreditados. De este modo, el acceso ha quedado restringido en la calle Trajano, esquina con la Alameda de Hércules, en calle Águilas, en el tramo a partir de su intersección con Caballerizas, y en el eje de San Pedro, Imagen, Plaza de la Encarnación, Laraña, Martín Villa y Campana, donde la limitación se aplicará en ambos sentidos. La delegación de Movilidad mantendrá también la restricción existente en Almirante Apodaca, desviando el tráfico de vehículos por las calles Gerona y Doña María Coronel.

La única variación que se ha llevado a cabo, con respecto al escenario existente a finales del pasado año, ha supuesto la modificación del lugar donde se ha instalado la señalización de la calle Trajano, que se ha ubicado en su intersección con la Alameda de Hércules en lugar de con la calle Delgado. Un hecho que afectará a la limitación del tráfico privado en las calles Santa Bárbara y Conde de Barajas.


Al margen de estas restricciones concretas, los vehículos podrán seguir accediendo a las calles del Centro por el resto de vías que mantienen aún el sentido de entrada en sus calles, hasta que en septiembre el Gobierno articule su alternativa a la ordenanza que eliminó. Así, junto al acceso habitual de la calle Baños -uno de los más utilizados por los conductores-, otras vías como San Luis, Curtidurías, San Julián, Caballerizas o Reyes Católicos, ésta última con posibilidad de acceder con el coche hasta la misma Plaza Nueva, se convierten con la entrada en vigor de esta nuevas restricciones, entre otras opciones, en algunas de las opciones para acceder hasta el casco antiguo.

  • 1