Local

La línea 1 del Metro está ya lista para todos los sevillanos

Dentro de siete días y pocas horas, cualquier ciudadano que lo considere oportuno podrá montarse en la Línea 1 del Metro de Sevilla. Salvo imponderables que nadie espera ya, ese viejo deseo perseguido por miles de sevillanos desde hace tres décadas se habrá cumplido. Sevilla tendrá por fin el Metro, un suburbano que facilitará las comunicaciones entre la capital y buena...

el 16 sep 2009 / 00:28 h.

Dentro de siete días y pocas horas, cualquier ciudadano que lo considere oportuno podrá montarse en la Línea 1 del Metro de Sevilla. Salvo imponderables que nadie espera ya, ese viejo deseo perseguido por miles de sevillanos desde hace tres décadas se habrá cumplido. Sevilla tendrá por fin el Metro, un suburbano que facilitará las comunicaciones entre la capital y buena parte de su corona metropolitana y dará alternativas al uso del vehículo privado en estos trayectos entre la urbe hispalense y los pueblos y ciudades de la Gran Sevilla.

Seguramente a partir de esta fecha se disipe la incredulidad generada por el sinfín de avatares que ha rodeado a este proyecto y esta falta de credibilidad sea sustituida por el derroche de ilusión y entusiasmo que generan los grandes proyectos en Sevilla. Ocurrió con la Expo del 92 y con el AVE y puede volver a suceder con el Metro, llamado a revolucionar el concepto de transporte público que tienen en su mente tantos sevillanos.

Es tiempo, por tanto, de celebración de una puesta en marcha ansiada por casi todos. Pero sin que este ánimo en positivo ciegue el análisis de una obra que ha atravesado por demasiadas vicisitudes en sus cinco años de ejecución. Entre ellas, las ligadas al mismo calendario de trabajos.

Esta línea 1 que saludamos de forma alborozada debería haberse abierto el 24 de junio de 2006, pero fue imposible cumplir con el cronograma inicial. Las dificultades en las labores de trabajo en el subsuelo sevillano combinadas con los cambios en el diseño inicial de la línea (para, entre otras cosas, darle el toque metropolitano que no tenía en principio) trastocaron los primeros planes y obligaron a posponer la fecha de apertura al 30 de septiembre de 2008, fecha que luego se retrasó al 20 de diciembre y que, finalmente, sufrió otro revés por el accidente del socavón.

Ahora todos estos aplazamientos han quedado atrás, y del mismo modo han pasado a la intrahistoria del proyecto momentos tan tensos como el de la caída de la viga de la SE-30 o el mencionado incidente en la estación de los jardines del Cristina, que generaron dudas sobre la seguridad que las últimas pruebas efectuadas han disipado.

Hay que mirar ya adelante y aprovechar las excelencias de este medio de transporte que reducirá los tiempos de viaje y mejorará la calidad de vida de los sevillanos, pero sin olvidar tampoco que esta línea 1, que se inaugurará a las dos de la tarde del próximo jueves dos de abril, nace sin cinco de sus futuras paradas: tres en Montequinto, la del Guadaíra y la que se ubica en la Puerta de Jerez.

La línea 1 debe ser un punto de partida. Cuando entre en funcionamiento, la opinión pública tomará aún más conciencia de la importancia de que se afronte la construcción de las otras tres líneas de la red del suburbano. Hay un compromiso para la licitación de las obras en el presente 2009 que, a pesar de la crisis, no debe soslayarse. Sevilla se juega mucho en este empeño y hará bien en recordarlo en el momento debido. Ahora es tiempo de vivir una realidad tanto tiempo esperada: la de la línea 1 del Metro.

  • 1