Local

La llegada de ‘sin papeles’ a España se reduce a la mitad en 2010

El ‘desembarco' de 3.632 inmigrantes es la cifra más baja de toda la década.

el 18 ene 2011 / 21:13 h.

TAGS:

La Cruz Roja ayuda a un mujer que llegó en patera a Motril.

2010 fue el mejor año de la década en la lucha contra la inmigración ilegal. Un total de 3.632 inmigrantes llegaron a las costas españolas, lo que supone un 50,1% menos que en el mismo periodo de 2009, cuando arribaron 7.285 personas. Supone un descenso del 80,4% respecto a 2001.


El ministro del Interior y vicepresidente primero del gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ayer presentó el Balance de la Lucha contra la Inmigración Ilegal, aseguró que se trata del "mejor ejercicio de la última década". En 2010 España pasó de ser la puerta de entrada para el 13% de los inmigrantes sin papeles que acceden a la Unión Europea, a sólo el 5% del total.


Rubalcaba apuntó como una de las causas de este descenso que las embarcaciones que llegan al litoral español son cada vez menos numerosas y más pequeñas, pasando de 413 del año 2009 a 338 cayucos en 2010. También recalcó que la notable caída es debido a la colaboración con África y el Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE). "Es una cifra muy buena comparativamente hablando", señaló.
El ministro quiso destacar especialmente las cifras de las islas Canarias donde el descenso fue del 91,3%, pasando de 2.246 inmigrantes en 2009 a sólo 196 en 2010.

A estos datos se le une que en cuatro meses no se avistó ninguna patera, con lo que Rubalcaba declaró que "la colaboración con los países de origen funciona". Así, en 2006 llegaron 31.678 inmigrantes en embarcaciones a Canarias, produciéndose desde entonces una bajada del 99,4%. Además si se toma como perspectiva la década completa, el último ejercicio situó a las islas en niveles de 1997 "cuando nadie sabía qué era un cayuco".
el sive, clave. En cuanto a los datos de la Península y Baleares, la caída del año pasado fue del 32%, reduciéndose las 5.039 personas interceptadas en 2009 a un total de 3.436 en 2010. Si comparamos estos datos con 2006, el descenso fue de un 56,3%. En este punto Rubalcaba volvió a elogiar el SIVE, sistema que "defiende las costas y salva vidas". "Con el SIVE tenemos la absoluta garantía de que nadie entra en nuestro país sin que lo sepamos", añadió el ministro. Este método de vigilancia, usado por la Guardia Civil y de origen español, permite detectar el "99%" de los intentos de entrar en nuestro país por vía marítima.


Respecto a las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla, el ministro apuntó que también se registró "el mejor año de la década" ya que la presión descendió un 71,8% respecto al año 2005, cuando se interceptaron 5.566 personas frente a las 1.567 del año pasado. A pesar de este balance positivo, el ministerio no reveló los datos de inmigración correspondiente a estas regiones recogidos en el año 2009.


La causa de este descenso en el litoral sur español se debe, según Rubalcaba, a la crisis, que "reduce la presión" en las fronteras, aunque los resultados positivos tienen que ver con la colaboración con los países de origen, entre los que destacó Argelia, Mauritania, Marruecos, Malí y Senegal; y con la eficacia policial, que ha visto incrementados sus efectivos en las frontera en un 60% desde 2003.


En cambio Rubalcaba admitió que se desconoce la cantidad de personas que entra por vía aérea, si bien no llegan en situación ilegal, sino que entran al país "con permiso para una estancia y después, se quedan". Aún así, aseguró que las fronteras son "cada vez más impermeables" al contar con "más medios y más efectivos".

  • 1