Local

La lluvia agua la feria justo en puertas de los días grandes

Los días grandes de la Feria de Septiembre en Écija comienzan pasados por agua. El tiempo venía avisando y alrededor de las 16.30 horas de ayer empezó a llover, de forma débil pero lo suficiente como para disuadir a los menos audaces de acudir al recinto ferial de La Alcarrachela. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 12:02 h.

TAGS:

Los días grandes de la Feria de Septiembre en Écija comienzan pasados por agua. El tiempo venía avisando y alrededor de las 16.30 horas de ayer empezó a llover, de forma débil pero lo suficiente como para disuadir a los menos audaces de acudir al recinto ferial de La Alcarrachela.

Ya al mediodía el cielo estaba gris sobre la ciudad del sol y la posibilidad de que lloviera en el fin de semana festivo de septiembre, un clásico, como las precipitaciones en Semana Santa, en las conversaciones de la mayoría de la gente que se acercaba hasta el recinto ferial. Que tampoco fueron muchos. Y es que a quienes hicieron quinielas para el sábado le sobraron dos días.

La lluvia, fina pero persistente, descargó sobre Écija y pasó por agua el recinto ferial. Justo en la tarde que invitaba a ir a la feria a divertirse porque hoy es fiesta local en Écija y anoche se podría trasnochar sin miedo al madrugón. Y la fiesta cae en la antesala del fin de semana. Jueves, viernes, sábado y domingo son los cuatro días grandes de la Feria de Septiembre, cuando el Ayuntamiento de Écija espera que entren y pasen por el real más de 30.000 personas, una previsión que se teme ahora que frustre el mal tiempo sobre la Campiña.

Las discusiones sobre el tiempo, como sobre la mayor o menor calidad de la propia feria de este año, estaban ayer muy animadas cuando el meteoro aguafiestas dio la razón a quienes hilaban argumentos más pesimistas. Porque, inasequibles al desaliento cuando de ir a las casetas se trata, había quien justo antes de que descargara la lluvia veía aún el lado positivo de los nubarrones.

"El día está muy bien para la feria, porque el clima ha refrescado y no hace calor", dijo uno. "Empieza a hacer bochorno y el bochorno trae lluvia", le contestó una señora del brazo de su marido. Y mira por donde, seguro que por una vez esta mujer se quedó con ganas de haberse equivocado para no tener que irse.

  • 1