Cultura

La Loyola Andalucía se suma con un aula a la vida cultural sevillana

La universidad unifica su actividad para ganar protagonismo y programa más de 30 iniciativas de aquí a final de curso.

el 02 mar 2015 / 21:52 h.

TAGS:

loyolaLa cultura como una función social más. Así entiende la cuestión la Universidad Loyola Andalucía y, para certificar que el movimiento se demuestra andando, ha creado un Aula de Cultura que ayer vivió su puesta de largo en la sede de la Fundación Valentín de Madariaga, que por cierto va a ser uno de sus centros de operaciones. Y es que si a algo aspira esta iniciativa es a abrirse, literalmente, a la ciudad, así que además de programar en su sede de Palmas Altas también va a organizar eventos en escenarios como la Casa del Libro o el Conservatorio.

Este Aula de Cultura nace, en principio, para unificar bajo un mismo sello las actividades de las aulas ya existentes de literatura y música. El responsable de poner en marcha todo este proceso es el decano de Ciencias Sociales de la universidad en Sevilla, Javier Nó, quien adelanta que en breve contarán también con un aula de cine, cuya programación caerá bajo este gran paraguas.

«No pretendemos ser la máxima referencia en la vida cultural de la ciudad, pero sí uno de los agentes que participen en ella», con presentaciones literarias, conferencias, una semana del cómic y el libro ilustrado y un punto final que consistirá en un concierto en el Conservatorio. Por medio, y entre la treintena de actividades previstas hasta el final del curso, llama la atención por original la celebración del Día de la Felicidad, con un congreso sobre comunicación positiva que se celebrará los días 19 y 20 de abril.

La literatura y la música copan, junto al teatro, la primera tanda de actividades programadas. Entre las primeras se incluyen talleres de escritura y microrrelatos, y entre las segundas destacan las jornadas que, los días 8 y 9 de abril en la Fundación Valentín de Madariaga, se dedicarán al compositor sevillano Manuel Castillo.

«Nuestra idea no es competir con nadie, porque en el ámbito cultural todo es compatible», admite Javier Nó, pero siempre con la intención de ser actores principales y aportar ese toque personal que la universidad jesuita le da a todo lo que pone en marcha.

  • 1