Local

La lucha por la audiencia vuelve más vulgar el lenguaje de la televisión

Los expertos coinciden en la degradación de la crónica de sociedad.

el 04 jun 2010 / 19:48 h.

TAGS:

Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban, en el plató de 'Sálvame'.

La búsqueda de mayor audiencia, la guerra entre medios y la intervención en algunos programas de personas poco formadas son los motivos por los que la prensa del corazón, principalmente en televisión, ha vulgarizado su lenguaje y sus contenidos. Ésta es la principal conclusión del seminario internacional de lengua y periodismo Los periodistas, maestros del español que se ha celebrado en San Millán de la Cogolla (La Rioja), organizado por las fundaciones Fundéu BBVA y San Millán de la Cogolla.

El seminario reunió a las profesionales de la crónica rosa en prensa escrita y televisión María Eugenia Yagüe y Beatriz Cortázar, al redactor de sociedad de La Vanguardia Josep Playà y a las profesoras universitarias María Ganzabal, del País Vasco, y Ester Brenes, de Sevilla.María Eugenia Yagüe y Beatriz Cortázar coincidieron en culpar a la televisión de la degradación de la crónica de sociedad. Para la primera de ellas, la prensa del corazón "puede ser exactamente igual en su mecánica que cualquier otra", pero "la televisión es la que ha vulgarizado a las revistas". Una situación que, según Yagüe, tiene difícil solución, porque "ese tipo de información da mucho dinero, el todo vale está más vigente que nunca y si algo da audiencia, no hay que cuestionarse si es ético o si se habla mal".

Beatriz Cortázar, por su parte, incidió en que en los últimos años se ha impuesto "la llegada a platós de televisión de personajes de los más diversos orígenes" en los que "la audiencia premia su gracejo y sus vulgaridades, como parte del espectáculo en el que el lenguaje es sólo un elemento". Reconoció que en muchos programas de televisión "los errores se convierten en chistes" y "eso le gusta al pueblo llano", pero también consideró que "la audiencia no obliga a ser soez y también aprecia el buen lenguaje, aunque eso requiera más esfuerzo".

María Ganzabal defendió la existencia de "revistas del corazón de alta gama", que sí cuidan el lenguaje y a las que no se puede acusar de vulgarizar el idioma. En su opinión, "hay otros medios que tratan a patadas el lenguaje", como el cine, o "algunos periódicos deportivos".Ester Brenes también afirmó que "no se puede generalizar" al decir que la prensa del corazón vulgariza el lenguaje, aunque sí que hay "continuas transgresiones de un determinado sector de esa prensa". Incluso en los programas de televisión, "nunca un profesional del periodismo comete muchos errores lingüísticos", pero "lo que ocurre es que en esos programas cada vez hay menos profesionales", porque "su lugar lo ocupan famosillos", explicó Brenes.

Por su parte, el periodista de La Vanguardia Josep Playa ligó la presencia en medios de comunicación de personas que no son profesionales a una "vulgarización democrática de la información", un fenómeno que, en su opinión, "no tiene vuelta atrás".

  • 1