Local

La luz encabeza las subidas de 2014

El tiempo de los subidones ya pasó, de ahí la congelación de tasas e impuestos municipales, de la bombona de butano o del teléfono, pero habrá nuevos factores que pueden encarecer el coste de la vida.

el 30 dic 2013 / 23:13 h.

TAGS:

Los subidones de impuestos y precios por el pésimo estado de las arcas públicas parecen haber pasado. Sin embargo, el próximo año habrá nuevos factores que pueden encarecer el coste de la vida y puede que lo que ahora es una congelación se convierta en un incremento de precio con el paso de los meses, sobre todo, en cuestiones que afectan a todo el país. Por ahora, la subida estrella es la de la luz: un 2,3%, aunque pudo llegar al 11% si el Gobierno central no anula la última subasta eléctrica. A partir de abril posiblemente ya existirá un nuevo sistema y hasta entonces no se sabrá si la energía eléctrica se encarece o se abarata. Eso sí, en el caso de los impuestos y tasas municipales, el Gobierno de Juan Ignacio Zoido (PP) ha apostado, tras dos años de subidas contra su programa electoral, por la congelación y, en el caso del IBI o el IAE, por una significativa bajada. El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) es el que más baja de todos los tributos locales y lo hace de media un 13,41%, 52 euros menos al año. El Impuesto de Actividades Económicas (IAE) desciende el 7% de media y se aplica con progresividad en función del tipo de calles en las que se ubiquen los comercios. En menor medida baja el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras, cuyo tipo actual es del 4%, y desciende al 3,85%. En el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica se reduce el coeficiente para los de gama media, del 1,81 al 1,78%. En cuanto al agua, tras la aprobación de las tarifas para 2014 de Emasesa, su consejero delegado, Jesús Maza, aseguró que “la factura no incrementa, incluso desciende hasta mayo, y luego se equiparará a lo que se ha pagado en 2013”. Sin embargo, Facua rechazó la “injustificada y desproporcionada subida de más de un 27%” de las tarifas de Emasesa y volvió a denunciar que “los consumidores no podrán beneficiarse de la bajada prevista en la factura como consecuencia del fin del canon de mejora de infraestructuras, que venían pagando desde 2001 y que termina el próximo 31 de diciembre de 2013”. Por su parte, Tussam congela sus precios, mientras que los autobuses del Consorcio Metropolitano de Transportes serán tres céntimos más caros, un 2,17%. Un total de 45 municipios forman parte de este Consorcio. En contra, Metro de Sevilla, por ahora, no prevé actualizar sus tarifas (y ya lleva tres años y medio con los mismos precios), mientras que Renfe ya anunció una subida del 1,9% del precio de los billetes de los trenes de Cercanías, Media Distancia, tanto convencional como Avant, y Feve a partir del próximo 1 de enero de 2014. En 2013, estos billetes subieron un 3% y un 10,9% en 2012. Según Renfe, un billete sencillo de Cercanías aumentará al menos cinco céntimos, pasando de 1,60 euros a 1,65 euros. Yes que el transporte también será más caro por la previsible subida de los carburantes. Llenar el depósito cuesta hoy hasta un 40% más que en 2009. Así, viajar en tren será más caro y también en avión, porque las tasas aeroportuarias –que pagan las aerolíneas pero repercuten en el billete que compra el viajero– subirán un máximo del 2,5% a partir del 1 de marzo, según anunció el presidente de Aena, José Manuel Vargas. Ysi viajar en tren y en avión será un poco más caro, el coche tampoco resultará barato: los peajes de las autopistas estatales suben un 1,85%. Además, cuando suenen las doce campanadas entrará en vigor una norma destinada, sobre todo, al sector privado que conlleva muchas incertidumbres: la llamada Ley de Desindexación de la Economía, que desvinculará los precios de los servicios públicos del IPC para referenciarlos a un nuevo índice que será igual a la inflación en la zona euro menos un factor corrector. Además de estrenar un nuevo sistema para la tarifa de la luz, a partir de 2014 las pensiones ya no se revalorizarán con el IPC, cuya subida prevista oscila entre el 0,7 y el 0,9%, sino con una fórmula que tiene en cuenta los ingresos y gastos del sistema. Según los Presupuestos estatales, las pensiones subirán un 0,25% en 2014. Pero hay algo que no cambia: la cuesta de enero o, lo que es lo mismo, las subidas de precios en productos básicos que contrasta con los menguantes sueldos, con la congelación de sueldos aprobada por el Gobierno para los funcionarios en 2014 o la del salario mínimo, que sisgue en los 645,30 euros al mes. Otra sorpresa del nuevo año será que, por aplicación de una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, deberá elevarse del 10% al 21% el tipo impositivo de IVA a aplicar en determinados productos sanitarios como las gafas graduadas, las lentillas, los audífonos, las tiritas, las vendas y hasta las máquinas de diagnóstico o los escáneres. Además, por trámites notariales de operaciones como los préstamos hipotecarios o compraventa de acciones se tendrán que pagar un 21% de IVA. Hasta ahora no se aplicaba el IVA porque eran consideradas operaciones financieras (sin IVA), pero Bruselas precisó que no lo son. Eso sí, hay algunas alegrías. Frente a la subida de la luz, el gas natural podría bajar cerca de un 1% en enero, si el Gobierno cumple su intención de mantener los peajes, al tiempo que dejará en su precio actual la bombona media de butano: 17,5 euros, en vigor desde mayo. Eso sí, es probable que en marzo se fije una compensación a las empresas, que reclaman una subida. De hecho, habrá que ver si se mantiene el mecanismo actual o se liberaliza este suministro. Y otra alegría más:Telefónica ha anunciado que no subirá la cuota de abono en enero, pero eso no significa que el alquiler de la línea telefónica no cambie durante todo el año, ya que en 2013 la compañía aplicó en abril una subida del 2,9%.

  • 1