Economía

La luz subirá un 5% pero se abaratará para los hogares con menos recursos

A vueltas con la luz. El Gobierno se afana en arbitrar el nuevo sistema de tarifas que habrá de entrar en vigor el 1 de julio. El recibo subirá una media del 5% o 6%, pero para los consumos más bajos (unos 4,5 millones de hogares) se abaratará en torno a un 10% y habrá penalizaciones para los más altos.

el 15 sep 2009 / 05:56 h.

A vueltas con la luz. El Gobierno se afana en arbitrar el nuevo sistema de tarifas que habrá de entrar en vigor el 1 de julio. El recibo subirá una media del 5% o 6%, pero para los consumos más bajos (unos 4,5 millones de hogares) se abaratará en torno a un 10% y habrá penalizaciones para los más altos.

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, desgranó ayer en el Congreso cuáles son sus planes, algunos de ellos de carácter inmediato, y otros a medio plazo y que tratarán de amortiguar el impacto de la desaceleración de la economía.

Sebastián anunció varios cambios en la estructura de las tarifas eléctricas para tener en cuenta a los colectivos más desfavorecidos y adelantó que habrá una subida media del recibo de la luz en julio de entre el 5% y el 6%.

"En promedio [la subida de tarifas] estará en torno al IPC. Entiendo que esto será del 5-6%", dijo Sebastián tras recordar que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya avanzó el pasado domingo que el recibo se encarecería en línea con la inflación, que está en el 4,7% (según el indicador adelantado para el mes de mayo).

Para economías con escasos recursos. A partir de julio el Ejecutivo pondrá en marcha una nueva tarifa social, a la que podrán acogerse los consumidores que tengan contratada una potencia inferior a 3 kilovatios (KW) en su primera residencia.

En esta modalidad, el término de potencia -ver las explicaciones anexa- será gratuito y el consumidor sólo pagará por el consumo de electricidad, lo que supondrá una bajada superior al 10% en su recibo de la luz, dijo el ministro.

Cálculos de Industria estiman que hay unos 4,5 millones de hogares que podrán beneficiarse de esta modificación. El resto de las tarifas, además, tendrán un tramo de consumo mínimo gratuito, que se compensará con penalizaciones mayores a los que tengan consumos que se consideren excesivos. No dio más datos.

En la actualidad, existe un mecanismo para penalizar los consumos altos y los planes de Industria son introducir más progresividad en él. Cuando exista un consumo inferior al mínimo exento, y cuya cuantía todavía no se ha definido, sólo se pagaría el término de potencia contratada.

¿No pagar? Esta modalidad tarifaria será compatible con la tarifa social, por lo que podría darse el caso de que haya consumidores que no paguen nada por la electricidad (un usuario acogido a tarifa social que no supere ese mínimo de consumo exento).

Existirá, asimismo, una nueva "tarifa de ahorro" en sustitución de la tarifa nocturna, que desaparece a partir del 1 de julio, y que se estructurará en torno a horas valle, en las que el precio será más bajo, y punta, donde el consumo tiene un recargo.

Sebastián destacó que la nueva tarifa amplía de 8 a 14 el número de horas con la electricidad más barata, lo que puede suponer un ahorro de hasta el 3% respecto a la modalidad nocturna actual.

El titular de Industria afirmó, asimismo, que los consumidores tienen que recibir señales de precios adecuadas y defendió la implantación de medidas de progresividad "vertical" (el que más potencia posea contratada abonará más) y "horizontal" (los consumidores con la misma potencia pagarán en función de su consumo).

  • 1