Local

La luz vuelve a Fukushima

Se reanuda el suministro eléctrico y empiezan a enfriarse los reactores.

el 20 mar 2011 / 21:17 h.

TAGS:

Los servicios de rescate sacan con vida a esta anciana de 80 años.

El Gobierno japonés empieza a ver la luz al final del túnel, aunque con la cautela lógica y la incertidumbre por lo que el futuro de la central nuclear de Fukushima pueda deparar. El vicesecretario general del Gobierno nipón, Tetsuro Fukuyama, afirmó ayer que la situación está mejorando, sobre todo gracias al restablecimiento de la electricidad en los reactores uno y dos, si bien la compañía eléctrica de Tokio, Tepko, aseguró que en los reactores tres y cuatro tardará varios días en llegar.

En cuanto a los restos de radiación en los alimentos , el Ministerio de Sanidad confirmó en un comunicado que los niveles han excedido los estándares de seguridad en Fukushima y en la prefectura de Ibaraki. Así, el ministerio ha prohibido la venta de leche y ha detectado radiactividad que supera los niveles permitidos en un lote de espinacas recogidas en Kataibaraki, en la prefectura de Ibaraki.

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), por su parte, confirmó ayer los buenos augurios del Ejecutivo nipón, al afirmar que se han producido algunos progresos en la central nuclear de Fukushima durante las últimas 24 horas, pero la situación sigue siendo muy seria.

Las autoridades japonesas han notificado a la AIEA que los trabajadores de la central han conseguido reanudar el sistema de refrigeración en los reactores cinco y seis durante la mañana del domingo (noche del sábado en España). Según ha declarado la AIEA, esto significa que los reactores están controlados con unas temperatura y presión bajas. Los trabajadores continúan en su intento de restaurar los sistemas eléctricos en los reactores nucleares uno y tres, ha añadido.

Sobre el futuro de la central, el jefe de Gabinete del Gobierno nipón, Yukio Edano, apuntó ayer que la planta nuclear de Fukushima-1 será desmantelada una vez se den por terminadas las operaciones de contención. "Si miramos la situación de forma objetiva (el desmantelamiento) está claro", indicó Edano.

MILAGRO EN ISHIMAKI. Mientras la cifra de muertos y desaparecidos sigue creciendo -la Agencia de Policía Nacional japonesa elevó ayer el balance por el terremoto y el posterior tsunami a 8.450 fallecidos y 12.931 desaparecidos-, una buena noticia, en forma de una abuela y su nieto vivos, emergió de entre los escombros. Ambos se encontraban en la prefectura de Miyagi, una de las más afectadas. Se trata de una mujer de 80 años de edad y un joven de 16 años. Ambos fueron hallados por la Policía conscientes y capaces de responder a estímulos.

La región en la que fueron hallados estos dos supervivientes es la más afectada por el seísmo y el tsunami del 11 de marzo. Sólo, aquí, según informaron las autoridades niponas, suman ya más de 5.000 los fallecidos confirmados, aunque el jefe de la Policía en la prefectura, Naoto Takeuchi, aseguró ayer que la cifra final podría alcanzar los 15.000 solo en esta región de Miyagi. "Los cuerpos arrastrados por el tsunami se van a recoger por millares en los próximos días", señaló Takeuchi.

Además, las autoridades reconocen unos 350.000 desplazados que sufren las duras condiciones meteorológicas de las últimas semanas del invierno en el norte de Japón. Muchos de ellos se encuentran alojados en refugios improvisados en 15 prefecturas del este del país, incluido Tokio. Entre los evacuados figuran 20.000 vecinos de zonas colindantes con la central de Fukushima-1.

El primer ministro japonés, Naoto Kan, tiene previsto visitar hoy las prefecturas más afectadas. Partirá de Tokio en helicóptero para visitar las prefecturas de Ishinomaki y Miyagi y escuchar directamente las demandas de los damnificados.

  • 1