Local

La Macarena celebra las fiestas del Rosario

El dinero recaudado en las activiades de la Torre de los perdigones se destinará para ayudar a los necesitados

el 28 sep 2009 / 19:16 h.

La hermandad de la Macarena recuperó en 2003 las populares fiestas del Rosario, que se perdieron a comienzos del siglo XX. La Torre de los Perdigones será el lugar donde los cofrades podrán disfrutar de las actividades cuyo fondo está destinado a los más necesitados de la corporación.

 

La hermandad pretende tener una doble función con las Fiestas de la Macarena y Expocofrade. Por un lado, enviar fondos para su asistencia social y "ayudar a los hermanos que necesiten de nuestra ayuda", comentó Pedro Ignacio García, prioste de la hermandad. "Es básico para ellos contar con alimentos, medicinas, pagar los recibos de la luz o los libros de texto". Y, por el otro, servir de marco para la convivencia entre hermanos y vecinos del tradicional barrio cofradiero de Sevilla. Las fiestas del Rosario, que se celebran del 1 al 4 de octubre y cuyo nombre ha sido elegido por la cercanía en el calendario con una de las titulares de la corporación macarena, contó desde el primer momento con el respaldo de un importante número de sevillanos. La asistencia al acto ha ido subiendo año a año de forma paulatina, alcanzado en la edición de 2007 los 30.000 visitantes. La edición de 2008 no se pudo contabilizar porque llovió durante todo el fin de semana.

A tenor del éxito de años anteriores, la corporación nazarena ha dado un giro de 180 grados y ha decidido lanzar "un proyecto más ambicioso consistente en organizar un certamen empresarial en el que mostrar los distintos productos artesanales e industriales relacionados con el mundo cofrade y que le dan nombre a la feria en la actualidad, Expocofrade y fiestas de la Macarena", corroboró el prioste.

Es innegable el importante papel social, cultural y económico con el que cuenta en Sevilla la Semana Santa. No sólo es uno de los principales atractivos turísticos en primavera, sino que gracias a estas fiestas, oficios artesanales desaparecidos de distintas partes del mundo adquieren un papel importante. Los talleres de bordados, orfebres, tallistas y escultores son sin duda una fuente de riqueza para la ciudad.

El lugar elegido, entre la Resolana y el puente de la Barqueta, muy próximo a la Cartuja y a las murallas que tan bien reflejadas se ven en el cartel de este año de las fiestas, obra de Carlos Peñuela, y junto al Parlamento de Andalucía, es sencillamente inmejorable. El próximo jueves comienza la particular Velá de la Macarena a las 21.00 horas, y qué mejor que con un concierto de la Sociedad Filarmónica del Carmen, de Salteras .

Veinticuatro expositores abiertos ininterrumpidamente desde las once de la mañana a las once de la noche y multitud de conciertos, grupos de animación y los populares cacharritos están dispuestos a hacer disfrutar a jóvenes y mayores en unas instalaciones mejoradas que permitirán preservarla de las inclemencias meteorológicas.

  • 1