Local

La madre de Marta asegura que iría a visitar a Carcaño a prisión para que deje de "torturar" a la familia

Eva Casanueva asegura en una entrevista que le pediría "que no nos haga sufrir más".

el 30 nov 2009 / 19:16 h.

TAGS:

Eva Casanueva, la madre de Marta del Castillo, la joven sevillana desaparecida y presuntamente asesinada la noche del 24 al 25 de enero, aseguró ayer que "sería capaz, y así lo ha pensado", de ir a la cárcel a hablar con el asesino confeso, Miguel Carcaño, para pedirle "que no nos haga más tortura y que no nos haga sufrir más".  

Durante una entrevista con Jesús Quintero en el programa Ratones  Coloraos de Canal Sur Televisión, Eva Casanueva puso de manifiesto que, por su hija, "haría cualquier cosa", añadiendo que Carcaño "se ha autoincriminado, no ha dicho nunca que es inocente, y hasta ahora  se ha mantenido en eso", aunque "puede llegar el día de juicio y que  diga que no la mató y que ni se acuerda".

En este sentido, la madre de la joven hizo también un llamamiento  "como madre desesperada" a otro de los imputados, Samuel Benítez,  "para que diga la verdad", cuestionando "por qué se está comiendo el  marrón, viendo que Francisco Javier Delgado está en la calle, que  María García no ha pisado prisión, y que el menor conocido como 'El  Cuco' está en la calle". "Si él estuvo implicado en la desaparición de mi hija y sabe lo que pasó, que diga la verdad", apuntó.  

De igual modo, Eva Casanueva calificó de "inquietante" al 'Cuco',  "un niño fuerte, porque con 15 años y verse involucrado en esto, no  sé, debería haber aflojado ya", aseverando que "nadie, por muy inteligente que sea y por mucha psicología que tenga, se podía haber imaginado que estos elementos, con la edad que tienen, pudieran tener  en jaque a una sociedad entera".  

Sobre la labor desarrollada por la Policía, la madre de Marta del  Castillo, aún reconociendo y agradeciendo todos sus esfuerzos, opinó que intervino tarde. "Siempre hemos mantenido que la Policía habrá hecho su trabajo bien, pero esas 24 horas -las horas posteriores a  la desaparición- no", afirmó.  

Asimismo, y acerca de la supuesta participación del hermano de  Miguel Carcaño y su presunta inocencia, desveló que lo ha hablado con  su marido, Antonio del Castillo, "pues yo quiero que se haga Justicia  con los que verdaderamente han estado implicados y no quiero a ningún  inocente en la cárcel, a ninguno", aunque "te quedan esas dudas de  que a Francisco Javier, desde la primera noche, no se le percibió intención de colaborar".  

De igual modo, y tras asegurar que "me quedo sin conciliar el  sueño pensando si algún día me enteraré realmente de lo que pasó",  Eva Casanueva se refirió a la frustrada búsqueda en la zanja de Camas ubicada cerca del domicilio de la menor que mantuvo una relación con Miguel Carcaño, y aseveró que quiere creer a los vecinos sobre su recuerdo de que la zanja estaba abierta en los días de la desaparición.  

"Después de toda esta trama lo único que quieres es que llegue la verdad en algún momento, que alguno se desmorone, que alguno pierda  esa frialdad que tienen, que han demostrado tener este tiempo, o que  sean valientes porque a lo mejor tienen miedo a algo o a alguien",  según prosiguió la madre de la joven.

Por último, expresó su deseo por que aparezca el cuerpo de su hija, pues "yo soy creyente y sé que su alma ya no está aquí, pero necesito ir a un sitio donde llevarle flores, aunque ya sé que su  cuerpo no va a hablar", al tiempo que afirmó desconocer si algún día  tendrán que recurrir a detectives privados, revelando además que ha recibido llamadas telefónicas "muy desagradables, torturantes, que ahondaban en el dolor, como 'papá, ayúdame, soy yo' o 'nunca volverás a encontrar a tu hija'".

  • 1