Local

La madrina del Estatuto

Arenas augura una importante trayectoria política a la portavoz del PP

el 24 nov 2010 / 19:33 h.

TAGS:

"Es de Valladolid pero tiene muchas cualidades de andaluza, como tanta agua tiene el Pisuerga, es inteligente, habla bien y además es muy simpática". Si el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, se caracteriza por su verbo lisonjero, ayer desplegó toda su habilidad para demostrar que desde luego él no está entre los dirigentes del PP que recelan de que Soraya Saénz de Santamaría, pese a su juventud y una trayectoria profesional alejada de la política hasta hace pocos años, sea uno de los ojitos derechos de Mariano Rajoy y uno de los valores en alza dentro del partido.


"La madrina del Estatuto andaluz", la bautizó el líder popular. La portavoz popular en el Congreso de los Diputados fue una de las grandes aliadas de Javier Arenas cuando muchos dentro de su partido no querían que el PP suscribiera la reforma estatutaria de Andalucía. Frente a los del bando del ex portavoz Eduardo Zaplana, que querían que con el Estatuto andaluz se alimentara la guerra abierta con el catalán, Saénz de Santamaría supo comprender que si el PP quería recuperar terreno electoral en Andalucía tenía en esa reforma estatutaria una oportunidad de oro para borrar la huella de su no el 28 de febrero. Y jugó fuerte. Ayer Arenas se lo recordó y se lo agradeció. "Si hubiera que simbolizar en dos personas aquel éxito colectivo", dijo el presidente del PP andaluz en referencia al acuerdo del Estatuto, "hablaría de Soraya y de Alfonso Perales, que fueron absolutamente claves y definitivos en aquel consenso".


una chica ‘diez'. Arenas repasó el currículum de la que fue premio fin de carrera a los 20 años, despuntó al obtener su plaza como abogada del Estado y se plantó un día en La Moncloa para interesarse porque había oído que el Gobierno buscaba asesores jurídicos. Así entró en la política, a pesar de que le advirtieron de que iba a tener que estar "todo el día resolviendo líos". Y mientras en las mesas algunos jugaban a predecir qué futuro ministerio ocuparía la portavoz -"quizás Justicia", ganaba en las apuestas- si Rajoy llega al Gobierno, Arenas se encargó de dejar claro que a la vallisoletana de bisabuela almeriense (de Serón) le queda una larga carrera por delante.


Los elogios fueron mutuos. Saénz de Santamaría habló del dirigente andaluz como "un maestro", ensalzó su etapa como ministro de Trabajo ("será el presidente andaluz del Empleo") y puso el acento en su capacidad de trabajo "pueblo a pueblo" en Andalucía. Los dirigentes del PP andaluz reunidos en Los Diálogos de El Correo coincidieron al término del encuentro en subrayar la capacidad oratoria de Saénz de Santamaría, que durante su intervención apenas si miró los papeles que le acompañaron al atril. Ella es una política de codos, se dijo en el encuentro, pero no de codazos, quiso aclarar.

  • 1