Cultura

La Maestranza reanudará sus obras de reforma este otoño

La última sesión de la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha concedido la licencia de obras para realizar labores de rehabilitación y mejora del conjunto monumental de la Real Maestranza de Caballería.

el 16 sep 2009 / 05:46 h.

La última sesión de la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha concedido la licencia de obras para realizar labores de rehabilitación y mejora del conjunto monumental de la Real Maestranza de Caballería. La Delegación de Presidencia y Urbanismo, dirigida por el edil socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, ha otorgado la licencia a la Maestranza para acometer la segunda fase de mejora de los graderíos de la plaza, una vez que termine la temporada de abono de este año, que ha contado como novedad la puesta en servicio de la primera fase de los graderíos (gradas impares de sombra). Las obras proyectadas tendrán un coste de 1.328.000 euros, según informó la Gerencia en un comunicado.

El objetivo de las actuaciones comenzadas el pasado año es ampliar el espacio de las gradas cubiertas, facilitando de esta manera su acceso y desalojo, algo que redundará también en la seguridad de los espectadores.

La primera fase ha permitido vislumbrar que la disposición del graderío cubierto, localidad de balcón y las ocho filas de asientos tienen un estrecho pasillo de acceso y desalojo, algo que responde a las reformas realizadas en 1966 para aumentar el aforo de la Real Maestranza. El objetivo de la presente reforma consiste en mejorar la comodidad de estas localidades, equiparándolas a los tendidos y facilitar, manteniendo los actuales vomitorios, su acceso y posterior desalojo. La nueva sección de graderío contará con dos primeras filas de bancos o sillas plegables, un pasillo de circunvalación intermedio y cuatro filas de asientos análogos a los del tendido. En la zona de sol, la nueva sección dispondrá de un total de seis filas de asientos, en vez de las cuatro previstas en sombra. Algunas de las localidades de los palcos serán adaptadas para su uso por personas con movilidad reducida.

Los asientos se han redimensionado todo lo posible aumentando su tamaño hasta donde la protección del edificio lo permite, para no alterar la imagen que presenta el coso sevillano. Por este motivo, se ha evitado alterar los vomitorios y los pasillos se han tenido que adaptar a su tamaño.

Las obras de remodelación de la plaza de la Real Maestranza comenzaron el pasado mes de enero y culminaron en marzo, justo antes del inicio de esta temporada taurina. Los trabajos, centrados en las gradas impares del coso, han alumbrado un nuevo espacio en el que la línea estética heredada del complejo proceso edificatorio de la plaza se ha aliado con las necesidades de seguridad y comodidad que demandaban unas localidades que serán las más codiciadas por los abonados.

El teniente de Hermano Mayor del Real Cuerpo, Alfonso Guajardo-Fajardo, explica así los trabajos: "Los vomitorios se han desplazado de ubicación para que las columnas queden siempre en el centro", señaló el teniente, que asegura que estos trabajos cambia las incomodidades de hace muy poco por "dos filas de delantera de palco y cuatro filas que sustituyen a las antiguas gradas" en una remodelación que implica la creación de una primera fila con barandilla y asientos en piedra elevados sobre el suelo sin que, como hasta ahora, los pies de un espectador tropiecen con el trasero del aficionado de delante.

  • 1