Cultura

La Maestranza vuelve a apostar por la excelencia

El torero Juan José Padilla recibió la mayor ovación una vez recuperado de su cogida y cuelto triunfante de la corrida de Olivvenza.

el 06 mar 2012 / 21:29 h.

Padilla saludado por todos.

Las cámaras no daban abasto y la carpa instalada en el centro del ruedo de la plaza de toros se llenó hasta los topes. José María Manzanares, máximo triunfador de la última Feria de Abril acaparaba todos los objetivos seguido muy de cerca de un enjuto Juan José Padilla -parche negro , traje oscuro y expresión cada vez más recobrada- que venía de celebrar su reciente triunfo en la amable feria de Olivenza.

Para él estaba preparado el premio a la mejor estocada de la pasada feria y también para él fue la más ancha y sentida ovación de una noche genuinamente cuaresmal orlada con las cornetas de las Cigarreras, que ensayan justo enfrente de la plaza.

Pero el protagonismo de los hombres de luces se complementaba con la larga lista de alumnos que han merecido el reconocimiento del Real Cuerpo por su excelencia académica dando ese doble carácter taurino y universitario a un acto que constituye el mejor y más ancho escaparate de la Maestranza en la ciudad de Sevilla.

Se estrenaba en este evento Javier Benjumea, marqués de Puebla de Cazalla y teniente de la Real Maestranza, que cada año enfatiza su lealtad a la monarquía manteniendo el sillón de respeto de su Hermano Mayor, el rey de España, en la presidencia del tradicional acto académico. En su intervención, Benjumea abundó en esa "lealtad inquebrantable a la corona" de la Real Maestranza de Sevilla y realizó un detenido recorrido por las numerosas actividades de mecenazgo y beneficencia, además de los logros que jalonan la actividad del cuerpo deteniéndose especialmente en sendas publicaciones que recogen las vicisitudes constructivas del coso del Baratillo y el flamante libro que recopila la amplia colección de estampas taurinas de la centenaria institución.

Pero ese apartado taurino no estaría completo sin recordar que el ganadero Álvaro Núñez del Cuvillo recogió los galardones correspodientes al mejor encierro lidiado en el ciclo abrileño y por supuesto al mejor toro, ese Arrojado indultado por Manzanares -premiado por triunfador y autor de la mejor faena de la Feria de Abril de 2011- que también vió como sus hombres de confianza, Juan José Trujillo y Curro Javier, se acercaban al estrado para recibir los diplomas que distinguían el mejor par de banderillas y la actuación de subalterno más destacada de la pasada feria, en la que también brilló la labor del picador Manuel Jesús Ruiz Román.

Los jóvenes aspirantes a la gloria también tuvieron su lugar: el pacense Tomás Angulo; el mexicano Brandon Campos y el granadino José Ángel Fuentes recibieron respectivamente el vestido el torear -un precioso terno celeste y oro-, el capote de paseo y el capote de brega que regala la Real Maestranza de Caballería a los triunfadores del ciclo de promoción de nuevos valores que se celebra cada mes de julio.

Se asomaba por última vez al inmenso ruedo maestrante el actual rector de la Hispalense, Joaquín Luque, que hizo un canto a la cultura del esfuerzo, la constancia y la superación como "mejores medios de llegar a la excelencia, recalcando la estrecha colaboración de la Universidad Hispalense y la Real Maestranza de Caballería, "que se extiende a numerosos proyectos culturales y de investigación". Luque anunció además que el de ayer era su último acto público como rector de la Hispalense: "ha llegado el momento de cortarme la coleta y qué mejor coso que éste para hacerlo".

No estuvo presente esta vez José Antonio Griñán en una cita que ha sido habitual en la agenda de los presidentes de la Junta de Andalucía. Los comicios que decidirán el nuevo inquilino de San Telmo están cerca y en los corrillos se comentaban los azares de la actualidad política a la vez que se daba la enésima vuelta a los carteles presentados por la empresa Pagés para una feria que ya está a la vuelta de la esquina. El elenco de autoridades lo completaba Juan Ignacio Zoido, que también debutaba en el evento como alcalde de la ciudad, y el arzobispo, monseñor Asenjo.

  • 1