martes, 23 abril 2019
18:25
, última actualización
Local

"La mafia invirtió en negocios de Berlusconi"

Massimo Ciancimino, el hijo del ex alcalde de Palermo, revela que el Estado protegió al capo de Cosa Nostra.

el 01 feb 2010 / 21:16 h.

TAGS:

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, visitó ayer el Museo del Holocausto.

Massimo Ciancimino, hijo del ex alcalde de Palermo condenado por mafioso, desveló que su padre, junto a jefes de Cosa Nostra, invirtieron en el proyecto inmobiliario de Silvio Berlusconi Milano2.

"Después de las investigaciones y la denuncia de la Comisión antimafia (...) mi padre decidió trasladar sus inversiones fuera de Palermo", exp licó Ciancimino, quien añadió que una parte del dinero fue a parar "a una gran obra en la periferia de Milán, que después se llamó Milano2".

En el pasado, Ciancimino ya había hablado de las financiaciones de los jefes mafiosos durante los años 70 y 80 en Milano2, el barrio residencial a las afueras de la capital lombarda construido por el empresario y actual presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi. Ciancimino añadió ayer que su padre fue convencido por dos de los capos de Cosa Nostra Antonio Buscemi y Franco Bonura a realizar estas inversiones "en áreas de la periferia de Milán y en Canadá".

Ciancimino, que en sus declaraciones en los últimos procesos en los que ha participado como colaborador se ha hecho valedor de la teoría de las relaciones entre Cosa Nostra y el Estado en los 90, testimonió ayer en el juicio contra el jefe de los carabineros, el general Mario Mori, acusado de complicidad con la mafia. En su testimonio, Ciancimino explicó además que el ex jefe de Cosa Nostra Bernardo Provenzano tenía en los 90 "una especie de inmunidad que le permitía moverse libremente durante su clandestinidad".
"Mi padre me dijo que Bernardo Provenzano gozaba de una especie de inmunidad territorial por la que se podía mover libremente (...) gracias a un acuerdo que se estipuló con él en mayo de 1992 y del que fue testigo mi padre", dijo Ciancimino.

El hijo del ex alcalde de Palermo, que falleció en 2002 en la cárcel tras su condena por mafioso, también reveló que en 1990 su padre "se hizo anular una orden de encarcelamiento gracias a las relaciones que tenía en el Tribunal Supremo".
En aquellos años, era presidente de la I Sala penal del Tribunal Supremo el juez Corrado Carnevale, conocido como "matasentencias", ya que fueron anuladas más de 400 sentencias de condena contra mafiosos.

  • 1