lunes, 21 enero 2019
21:44
, última actualización
Deportes

La maldición de Béla Guttmann que pesa sobre el Benfica: siete finales europeas perdidas

El técnico húngaro hizo dos veces campeón de la Copa de Europa a los lisboetas, en 1961 y 1962 ante Barcelona y Real Madrid, pero se fue por dinero y soltó una maldición que dura hasta hoy...

el 01 may 2014 / 23:21 h.

image El rival del Sevilla en la final del 14 de mayo en Turín será el Benfica lisboeta, que eliminó en ese mismo escenario a la Juventus al empatar 0-0, pese a jugar con diez durante un buen rato. En la ida los portugueses habían ganado 2-1. El Benfica es uno de los grandes de Europa, pero desde 1963 sufre la maldición de Béla Guttmann, el entrenador húngaro que lo hizo dos veces campeón de Europa, en 1961 y 1962 (ante el Barça y el Real Madrid) y luego se marchó por desavenencias económicas, al no pagarle el club la prima prometida por el título. "El Benfica no volverá a ser campeón europeo sin mí. Me voy”, maldijo Guttmann. Y la maldición se cumplió cruelmente para los lisboetas, vaya si se cumplió, pues son ya siete las finales europeas perdidas por el Benfica desde entonces, la última el año pasado ante el Chelsea. El equipo lisboeta claudicó en las finales de la Copa de Europa de 1963 y 1990 (las dos ante el Milan, 2-1 y 1-0), 1965 (Inter 1-0), 1968 (Manchester United 4-1), 1988 (PSV Eindhoven, 0-0 y 6-5 en los penaltis) y en la Copa de la UEFA de 1983, ante el Anderlecht belga (2-1 a doble partido) y el año pasado en la final de la Liga Europa ante el Chelseas (2-1). Esta será la décima final europea del Benfica, que ganó las dos primeras y perdió las siete siguientes. Un equipo maldito desde hace 52 años.

  • 1