sábado, 15 diciembre 2018
02:11
, última actualización
Deportes

La marcha de Galindo abre la remodelación del futuro Betis

La directora de comunicación es el primer alto cargo que deja el club después del descenso. Las miradas se fijan ahora en José Millán y Luis Fradua, que está mejor valorado de lo que parece. Suena Roberto Ríos.

el 29 abr 2014 / 23:37 h.

Luis Fradua (i) y Roberto Ríos. Luis Fradua (i) y Roberto Ríos. El Betis está obligado a acometer una profunda remodelación de todos sus estamentos, desde el órgano de gobierno a la plantilla pasando por la dirección deportiva. El primer paso se ha producido en un departamento menor, en el sentido de que no tiene nada que ver con la planificación deportiva o lo que ocurre en el terreno de juego, pero es un paso. Mercedes Galindo, contratada en agosto del año pasado para dirigir el área de Comunicación, Marketing y Protocolo del club, comunicó ayer al consejo de administración su renuncia por motivos personales y ya no forma parte del organigrama. Galindo fue uno de los dos fichajes realizados por José Antonio Bosch para reforzar un departamento importante de cara a la imagen pública de la entidad. El otro era Francisco Rubiales, que estaba previsto que entrase en el consejo de administración. No lo hizo después de la polvareda que provocaron algunos mensajes publicados por él mismo en las redes sociales. Galindo, por su parte, no ha durado ni un año en el cargo y tampoco ha dejado un sello. En sus primeras semanas en el puesto, por ejemplo, le llamaba la atención que los periodistas deportivos trabajasen los fines de semana. Sin olvidar la anécdota de cómo se presentó a los miembros que trabajaban en el departamento de prensa en una primera reunión y luego se volvió a presentar a los mismos compañeros pensando que trabajaban en otros medios de comunicación de la ciudad. Tras la marcha de Galindo, las miradas se fijan ahora en José Millán, al frente de Gesalus, o el director del Proyecto Heliópolis, Luis Fradua, más señalado desde fuera que desde dentro. De hecho, los técnicos de la cantera en general están muy satisfechos con la forma en que trabajan ahora y los medios de que disponen. Han fallado algunos resultados, sobre todo en los juveniles, pero la figura del vasco no es ni mucho menos repudiada en el seno de la entidad. Otra cosa es el capítulo económico. El actual consejo no descarta su continuidad, pero le exigirá una importante bajada de sueldo, más o menos como con los futbolistas del primer equipo. LA OPCIÓN DE ROBERTO RÍOS Además de salidas, habrá muchas entradas. Yhe aquí que Radio Sevilla apuntó ayer el nombre de un importante ex de la era Mel: Roberto Ríos, sin trabajo desde que el técnico fue despedido y fichó por el West Brom, es contemplado por algunos consejeros como un magnífico refuerzo para conectar la plantilla y la estructura técnica. Conoce la entidad como nadie y su forma de ser, mesurada, vendría muy bien para la transición que se avecina, tensa y traumática.

  • 1