martes, 18 diciembre 2018
15:40
, última actualización
Deportes

La marcha verde será de unos 2.000 béticos

El Espanyol sólo reserva 800 entradas, pero las peñas catalanas se movilizan para acudir en masa.

el 25 oct 2011 / 21:29 h.

Aficionados béticos en el último Nástic-Betis.

El Betis visita Barcelona y ya se sabe lo que ocurre cada vez que el conjunto verdiblanco viaja a esa maravillosa región que es Cataluña. Miles de aficionados que sienten las trece barras como suyas aguardan con impaciencia que llegue el jueves y habrá asistencia masiva de béticos catalanes al estadio de Cornellá-El Prat para animar al equipo de Pepe Mel.

El Espanyol ha facilitado 800 entradas a la hinchada visitante, como suele hacer cada vez que juega en casa, pero habrá más verdiblancos que los que se sienten en esa grada del córner Prat. Según los datos de la coordinadora de peñas béticas de Cataluña, habrá unos 2.000 en el nuevo coliseo periquito.

Que haya muchos béticos en cualquier estadio de Cataluña cada vez que el Betis juega allí no es noticia. De hecho, los clubes anfitriones lo saben y el Espanyol quería aprovecharlo para obtener un beneficio extra encareciendo las entradas. "El precio era abusivo, 100 euros, pero enviamos una carta de protesta, hubo contactos y después bajaron a 55 euros y finalmente a 30", relata el presidente saliente de la coordinadora, Jesús Ríos. En el diálogo también intervinieron dirigentes del club de Heliópolis. El club local, por cierto, ha vendido el encuentro con plena consciencia de la simpatía que despierta el Betis por allí e incluso le ha puesto un lema: "3 colores, 2 aficiones...¡y la misma forma de ver el fútbol!". Los tres colores son el azul, el verde y el blanco, éste coincidente en ambos escudos.

La coordinadora de peñas, dicho sea de paso, vive días de transición. Hace pocas semanas debía haber elecciones, pero no se presentó ningún candidato y la solución adoptada para evitar su desaparición consiste en que dos peñas se encargarán de dirigir la federación cada año. Las primeras en hacerlo serán las peñas béticas de Mataró y Tarrasa. En la primera de ellas, además, se celebrará el viernes un acto al que asistirán el presidente del Betis, Miguel Guillén, y Rafael Gordillo.

La fiesta organizada en Mataró se debe a que la expedición del Betis permanecerá en Barcelona hasta el sábado. Es más, el equipo se entrenará en la ciudad deportiva del Espanyol el viernes por la mañana y hay movimiento en los foros de seguidores verdiblancos para acudir en masa a alentar a Pepe Mel y sus hombres.

  • 1