Local

La ‘mariscada’ de fin de año

Mercasevilla centra la polémica entre facturas y grupos de investigación.

el 18 dic 2009 / 21:20 h.

TAGS:

Acusación. Beltrán Pérez con la negativa de los trabajadores de Merca y la factura de la mariscada.

Una hora y media discutiendo sobre el caso Mercasevilla en el último pleno del año para que todo siga igual. PSOE e IU tumbaron de nuevo (es la tercera vez) la creación de una comisión de investigación y propusieron un pacto para salvaguardar el nombre de la empresa y evitar "el perjuicio que para el mercado central y sus trabajadores tiene el verse expuestos continuamente al impacto de noticias negativas". El PP, evidentemente, no está por la labor y pretende seguir sacando rédito al supuesto cobro de comisiones ilegales por parte de Mercasevilla a empresarios de La Raza y a las irregularidades en la venta de suelo a Sando. Ayer lanzó otro dardo.

El edil del PP Beltrán Pérez presentó una factura de 875 euros de una mariscada de 24 kilos consumida el 24 de diciembre de 2008 que habría pagado el ex gerente de Mercasevilla Fernando Mellet, en enero pasado, cuando las cuentas de la empresa ya estaban en rojo. Una anotación bajo la factura indica: "RR.PP. Sres. Mir y Fernández". Es decir, que supuestamente el reparto del marisco se dirigió a los concejales socialistas Alfonso Mir y Francisco Fernández, quienes negaron que fueran los comensales. Eso sí, Beltrán Pérez -intencionadamente para que no quedase reflejado en el acta- no los mencionó, pero sí repartió el documento a la prensa. Nadie respondió a la pregunta del millón: ¿quién se comió esos 24 kilos de marisco?

El Ayuntamiento se apresuró a encomendar a los servicios jurídicos el estudio de acciones legales contra los populares por difundir acusaciones "sobre la base de simples anotaciones manuscritas anónimas".

Entonces aparecieron más papeles en el pleno. La portavoz del PSOE, Maribel Montaño, acusó al PP de "falsedad documental" por presentar la propuesta de la creación de la comisión de investigación con una firma que no es la del portavoz popular, Juan Ignacio Zoido. "Estamos ante una falsedad documental siguiendo la doctrina del PP", dijo Montaño en alusión a la denuncia que hizo el PP por una firma sin identificar en el pliego del concurso para la venta de suelo de Mercasevilla. Los ediles populares montaron en cólera, sobre todo contra la presidenta del pleno (en ese momento Nieves Hernández) por admitir esa "cuestión de orden". Para el PP, los hechos no son comparables. Para el PSOE, se demuestra que cualquiera puede montar un "show" con firmas.

Mientras discurría el pleno, los trabajadores de Mercasevilla se reunieron con los grupos y entregaron una lista de peticiones, el decálogo base del pacto político que planteó el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos. La intención de IU y de PSOE es defender el carácter público de la empresa, permitir que los trabajadores prejubilados reciban el dinero acordado en el expediente de regulación de empleo (ERE), que se mantengan "las tasas que sustentan el funcionamiento de la empresa gravando de forma porcentual las ventas de los mayoristas", fijar controles periódicos, racionalizar los gastos y asesorar a los comerciantes con dificultades.
Según Torrijos, la comisión de investigación municipal dilataría y "enmarañaría" el proceso judicial abierto, mientras que Zoido defendió que el alcalde ha sido el único en tapar "las cosas de Mercasevilla". "No se ha querido esclarecer los hechos", reiteró.

Beltrán Pérez también señaló que el hecho de que el PP votase a favor de la venta de suelo en "un acuerdo con apariencia de legalidad" no es motivo para "robar, estafar y delinquir".

Los socialistas también apuntaron que el alcalde no cenó con directivos de Mercasevilla en Madrid el 2 de diciembre de 2005, como apuntó ante la juez el abogado del PP, que indicó que en aquella cena "se pactó de antemano" la venta del suelo. Sánchez Monteseirín inauguró esa noche la iluminación en las calles del Centro. Todo por Navidad.

  • 1