Local

La mayor fábrica de empleo

Liderar la revitalización del Aljarafe sur es el objetivo marcado por Almensilla para los próximos años. Para ello, el municipio apuesta fundamentalmente por el impulso empresarial y el consecuente crecimiento residencial, al calor de la futura SE-40.

TAGS:

Liderar la revitalización del Aljarafe sur es el objetivo marcado por Almensilla para los próximos años. Para ello, el municipio apuesta fundamentalmente por el impulso empresarial y el consecuente crecimiento residencial, al calor de la futura SE-40.

Pese a que sus objetivos son municipales a Almensilla no se le escapa que la envergadura de sus proyectos tendrán efectos positivos en todo el área metropolitana y, por ello, con este argumento defiende a capa y espada el planeamiento en el que centrará sus esfuerzos en los próximos años.

Se trata del mayor campus empresarial de la provincia, "un hipermercado para las empresas", tal y como lo define el propio alcalde, Carlos Ufano (PSOE), ya que acogerá usos industriales, comerciales y de servicios, además de equipamientos. El denominado Caesa (Campus de Actividades Empresariales y de Servicios del Aljarafe Sur) ocupará una extensión de 246,8 hectáreas en un enclave fundamental, a apenas cuatro kilómetros de la segunda ronda de circunvalación de Sevilla, la futura y ansiada SE-40, con la que conectará a través de la carretera Almensilla-Palomares del Río.

Como agua de mayo esperan numerosos municipios de la Gran Sevilla esta vía de gran capacidad a la que están vinculados numerosos proyectos, sobre todo de corte productivo.

Entre ellos Caesa, cuyas previsiones sirven para fundamentar el sí provisional que la Consejería de Obras Públicas dio recientemente a la iniciativa: las empresas que en él se asienten generarán 30.000 empleos, una cifra que a nadie se le escapa que será fundamental en la consecución de uno de los objetivos que persigue la Junta de Andalucía, sobre todo en el Aljarafe: lograr que la población allí residente tenga en el mismo entorno su lugar de trabajo, con lo que se evitará el alto número de desplazamientos, que colapsan a diario los accesos a la capital hispalense desde distintos puntos del área metropolitana.

De este modo, el propio alcalde se enorgullece al hablar de una propuesta que, a su parecer, deberá ir acompañada de un crecimiento residencial proporcional. De hecho, Almensilla fue uno de los municipios colocados en el ojo del huracán por las aspiraciones de su futuro PGOU (Plan General de Ordenación Urbana). El documento, aprobado inicialmente, preveía un incremento de 18.000 viviendas, lo que supondría aproximadamente 54.000 habitantes más en un municipio que ronda los 5.000. Unas aspiraciones a las que finalmente el Gobierno local (PSOE) renuncia y ya trabaja en reajustar este planeamiento, dado que de partida incumple con los parámetros que marca el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), que veta incrementos poblacionales de más del 30% y del 40% en ocupación del suelo en ocho años. Pese a que Almensilla se podrá acoger a las nuevas excepciones para municipios de menos de 10.000 habitantes no podrá defender nunca ese incremento residencial, si bien para usos industriales no tendrá peros.

El alcalde no oculta la necesidad de vivienda protegida que existe en el municipio y por ello, se muestra satisfecho de que Obras Públicas haya contemplado un área de oportunidad residencial con 1.000 viviendas. Ocupará 20 hectáreas y hasta el 70% serán viviendas protegidas. Estas promociones no contabilizarán dentro del PGOU, en el que, en cualquier caso desde el PSOE confían en lograr un desarrollo acorde con el proyecto empresarial programado en el citado Caesa.

  • 1