Local

La mayor parte de las muertes en la carretera se evitarían con primeros auxilios

A menos de una semana para la primera operación salida del verano, los médicos de familia han avisado de que los accidentes de tráfico ocasionan el 70% de los traumatismos craneoencefálicos. La secuela más común es la hemiplejía.

el 15 sep 2009 / 06:52 h.

TAGS:

A menos de una semana para la primera operación salida del verano, los médicos de familia han avisado de que los accidentes de tráfico ocasionan el 70% de los traumatismos craneoencefálicos. La secuela más común es la hemiplejía. Llamar al 112 y practicar primeros auxilios evita el 85% de las muertes.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, los accidentes en la carretera son la principal causa de muerte entre las personas de 15 a 19 años. El alcohol, la velocidad y la inexperiencia están detrás de la mayoría de los siniestros. Entre los que son algo más jóvenes (de 10 a 14 años) y un poco mayores (de 20 a 24), ocupa el segundo puesto. En los niños más pequeños sube a la tercera causa más frecuente de mortalidad.

Pero frente a ello, más del 85% de los fallecidos en la carretera podrían no sufrir secuelas o haber salvado su vida si se les hubiera aplicado algunas técnicas de primeros auxilios, según una campaña informativa que lleva a cabo Cruz Roja Española. Y es que más de la mitad de las muertes en el asfalto se producen minutos después del accidente.

La gran mayoría, por una obstrucción de las vías respiratorias o una hemorragia. Así, ante un accidentado el primer paso es evaluar su nivel de conciencia y signos vitales para comprobar si respira y le late el corazón. En caso de que esté inconsciente, es muy posible que la propia lengua esté impidiendo el paso del aire, lo que se soluciona abriendo un poco la mandíbula y sujetar la lengua.

Llegado a este punto hay que tener presente que no se debe mover el cuello de la víctima. Según recuerda el Grupo de Urgencias y Atención Continuada de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), todas las víctimas de un traumatismo grave tienen una lesión cervical hasta que no se demuestre lo contrario. Es mejor esperar a que llegue el dispositivo sanitario, ya que sólo en el hospital se descartará definitivamente el daño cervical.

En caso de hemorragia externa se aconseja identificar los puntos sangrantes y presionarlos con firmeza durante al menos 10 minutos. También es muy importante prevenir y evitar la hipotermia puesto que empeora el sangrado y el estado general del accidentado.

"Las estadísticas son escalofriantes. Cada semana, unos 7.000 menores de 25 años mueren en accidente de tráfico y otros miles de personas sufren una lesión cerebral traumática [en el mundo]", escribió la revista británica The Lancet en un editorial sobre el tema.

El tipo de traumatismo que provoca un accidente de tráfico puede originar desde una ligera pérdida de conciencia hasta un coma profundo. Las secuelas dependen del área dañada en el cerebro: un golpe en el hemisferio izquierdo del cerebro puede dejar paralizada y sin sensibilidad a la mitad derecha del cuerpo. Y viceversa.

De ahí que los afectados por daño cerebral necesiten una rehabilitación de por vida que les ayude a manejarse de nuevo con el brazo y la pierna afectados por el shock. Un estudio publicado por la Federación Española de Daño Cerebral eleva el coste del proceso durante la fase aguda de la parálisis a los 7.200 euros al mes. El mantenimiento de los resultados cuesta otros 1.200 euros al mes puesto que en todo momento necesitan de un equipo multidisciplinar que conserve su calidad de vida.

  • 1