lunes, 18 marzo 2019
17:28
, última actualización
Economía

La mayoría de indicadores económicos de Sevilla son positivos pero aún falla el crédito

Creación de empresas, menos paro, más demanda o más exportaciones contrastan con un descenso de los préstamos de la banca, que sí sube los depósitos captados.La bonanza de las cifras de turismo (viajeros, transporte aéreo, alojamientos rurales) en la provincia no se refleja en una mayor ocupación de trabajadores.

el 11 jun 2014 / 23:30 h.

TAGS:

Boletín de Coyuntura Provincial. Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Son 81 datos para evaluar cómo marcha la economía de Sevilla. ¿Y cómo lo hace? La mayoría de ellos son positivos. Fallan los relativos a la construcción –en especial, licitaciones de obra pública– y los que hablan de la concesión de créditos –el grifo de la banca sólo gotea–. Contenedores de mercancías en uno de los muelles del Puerto de Sevilla. / J.M.PAISANO Contenedores de mercancías en uno de los muelles del Puerto de Sevilla. / J.M.PAISANO Cinco indicadores trae la estadística para calibrar la evolución industrial. Primero, consumo de electricidad –a mayor aumento, mayor actividad–, que creció un 9,7 por ciento en marzo pasado en tasa interanual. Segundo, el empleo de fuelóleos, que hizo lo propio en un 6,1 por ciento. Tercero, el número de trabajadores ocupados, que se incrementó un 6,6 por ciento en el primer trimestre con respecto al mismo periodo de 2013. Cuarto, los empleados afiliados a la Seguridad Social, que subieron el 1,9 por ciento en abril. Y quinto, los autónomos del ramo, un 0,6 más en ese mes sobre idéntico del ejercicio precedente. Un rosario de dieciséis porcentajes acompaña a los servicios. No es el más elevado pero, por la novedad de cambio de tendencia que entraña en el aeropuerto de San Pablo, quizás el más positivo es el que habla del transporte aéreo de pasajeros –implica más turismo, pero también mayor trasiego de directivos–, cuyo crecimiento fue del 6,3 por ciento en abril. Dentro del turismo, destacan las alzas de los viajeros en apartamentos en abril (46,1 por ciento), y las pernoctaciones en alojamientos rurales (23 por ciento), mientras que en hoteles fue del 13,5 por ciento. La cifra total de turistas en el primer trimestre subió el 1,8 por ciento y un 3,7 por ciento, el gasto medio por turista. Y aunque el contraste lo marcó la caída del 39,4 por ciento en cruceristas, el peor dato correspondió al descenso de los ocupados, del 3,1 por ciento, a pesar del empuje del 1,9 por ciento en afiliados y del 3,7 por ciento en autónomos. Y en esta última disparidad se encuadran las quejas tanto de la Administración autonómica como de los sindicatos de que la prosperidad turística no se traduce como debiera en la creación de empleo. Los siete indicadores que analizan el comportamiento del sector de la construcción afloran todos en negativo a excepción de la cifra de autónomos (+0,4 por ciento en abril). Así, la tijera más pronunciada corresponde lógicamente a la constitución de hipotecas (26,8 por ciento en marzo) y a la licitación de obra (24,1 por ciento), siendo del 10,9 por ciento el descenso interanual del número de ocupados en el primer trimestre. No entra aún el impacto positivo del rescate concebido por la Junta de Andalucía –sobre todo, obras de rehabilitación y de eficiencia energética–. El último capítulo de los sectores corresponde a la agricultura y la pesca. Al margen de los crecimientos de las distintas cosechas –por su repercusión para la economía agrícola, el más significativo es el 35,3 por ciento arrojado por el aceite de oliva–,  los aumentos más trascendentes son los que atañen a ocupados (2,2 por ciento) y afiliados (0,7 por ciento). El departamento estadístico adscrito a la Consejería de Economía reseña también la bonanza para la demanda (20 por ciento de incremento en marzo para las exportaciones, 22,9 en las importaciones, 3,7 en el consumo energético, 3,5 en gasolinas, 17,9 en matriculaciones de vehículos en mayo, etcétera) y del mercado laboral (más ocupados y menos parados), así como el empuje aflorado en la creación de empresas (12,4 por ciento en abril) y el descenso en impagos del comercio (26,5 por ciento en marzo). Y llegamos a la banca. Los últimos datos provincializados son del último trimestre de 2013. Dicen que mientras que la concesión de créditos bajó un 10,5 por ciento en tasa interanual, la captación de depósitos (dinero de los clientes) creció un 4,2 por ciento. Para dar, no; para recibir, sí. EN DETALLE. Créditos. Los créditos al sector privado en la provincia de Sevilla se situaron en el último trimestre de 2013 en los 44.473 millones de euros, con un descenso del 10,5 por ciento en tasa interanual. Este recorte es similar al registrado para el conjunto de la comunidad andaluza (10,6) y algo superior al promedio nacional (9,6). Depósitos. Los depósitos confiados a la banca por los clientes ascendieron en el último trimestre de 2013 a 23.899 millones de euros, con un incremento del 4,2 por ciento interanual, siendo del 4,5 por ciento para Andalucía y del 3,5 como media estatal. Comercio. El número de efectos de comercio en cartera impagados (equivale a compras devueltas por impagos) se elevó a 3.169 en marzo pasado, un 26,5 por ciento interanual menos en Sevilla. En dinero, 4,99 millones de euros, con un recorte del 40,9 por ciento. Vivienda. El precio medio del metro cuadrado de vivienda libre era de 1.245,3 euros en el primer trimestre en la provincia, tras aflorar una bajada del 7,2 por ciento interanual. Se suscribieron en marzo 775 hipotecas, un 26,8 por ciento interanual menos. Construcción. La licitación oficial de obras registró 16,55 millones de euros en marzo pasado, tras aplicarse una tijera en la provincia de Sevilla del 24,1 por ciento respecto al mismo mes de 2013. Mercancías. El transporte marítimo de mercancías (uno de los datos claves para evaluar la marca de la industria y el uso del Puerto) se situó en abril en 397.000 toneladas, después de experimentar un crecimiento del 2,5 por ciento interanual.

  • 1