Local

La mejor 'guarida' para la sangre

El Centro Regional de Transfusión Sanguínea ha invertido casi 500.000 euros en la adquisición de dos nuevas cámaras frigoríficas, las primeras que se usan en un centro español de estas características.

el 15 sep 2009 / 07:38 h.

TAGS:

4.000 unidades en una y 30.000 en otra; totalmente mecanizadas y ocupando un espacio mínimo. El Centro Regional de Transfusión Sanguínea ha invertido casi 500.000 euros en la adquisición de dos nuevas cámaras frigoríficas, las primeras que se usan en un centro español de estas características.

Una vez más, Sevilla vuelve a situarse a la vanguardia de la Medicina. En esta ocasión gracias al uso de nuevas tecnologías aún no implantadas en ningún centro de transfusión de España y sólo vistas en uno de Europa. Se trata de las dos nuevas cámaras de almacenamiento frigorífico que el Centro Regional de Transfusión Sanguínea de Sevilla y Huelva ha adquirido.

Estas nuevas cámaras, usadas hasta ahora en la industria farmacéutica, permiten el almacenaje de 4.000 unidades de hematíes -el componente sanguíneo más reclamado para las transfusiones- y 30.000 unidades de plasma. Y ello "en un espacio mínimo y una rápida localización", según explicó ayer Juan Manuel Aznar, médico especialista jefe del laboratorio, en la presentación de este nuevo sistema en el que el centro ha invertido casi 500.000 euros.

Y es que ambas cámaras disponen de bandejas que rotan verticalmente -la de hematíes- y horizontalmente -la de plasma-, "como si fueran una noria". Sólo hay que hacer una búsqueda de la muestra de sangre en el ordenador y éste la localiza: las baldas se mueven y cuando se encuentra la muestra se enciende un piloto automático.

Esto "ahorra tiempo al profesional, espacio al laboratorio y mejora la gestión, al mismo tiempo que almacena los datos en el ordenador central y permite saber todo el recorrido que realiza la bolsa de sangre a través de su código de barras", detalló Aznar. "Ni siquiera hace falta que entremos en ellas, como en las cámaras que teníamos antes".

Una novedad importante si se tiene en cuenta que estas cámaras se encuentran a una temperatura -controlada por control remoto- de menos 4 grados la de hematíes y menos 30 grados la de plasma. Aunque el centro adquirió estas cámaras en octubre de 2007, fue a finales de año cuando se usaron en periodo de pruebas y ahora ya "están totalmente integradas en la planta de laboratorios". Así lo explicó la directora del centro, Elena Franco, quien detalló que en el centro se analizan todas las muestras de sangre que se extraen: se separan los componentes sanguíneos; se analizan enfermedades infecciosas -incluso una enfermedad no detectada antes: la chagas de Suramérica- y se determinan los grupos sanguíneos y otras especificidades de la sangre.

  • 1