Deportes

La mejor versión en el mejor momento

El equipo de Gregorio Manzano pasa por encima del Villarreal (3-0) con goles de Renato, Kanouté y Alexis y disputará las semifinales de Copa por quinta vez en sus ocho últimas ediciones.

el 18 ene 2011 / 22:57 h.

El Sevilla goleó al Villarreal en el Sánchez Pizjuán.

El Sevilla jugará las semifinales de Copa tras dejar tocado al Villarreal en su feudo (3-3) y arrollarle en el Sánchez Pizjuán. Tres a cero y a esperar rival: Real Madrid o Atlético.

Una vez más, el torneo del KO se convierte en una fuente de satisfacciones para club y afición. Y también para un equipo, el que ahora dirige Gregorio Manzano, falto de sonrisas esta temporada y que, tras este puñetazo sobre la mesa, debe crecerse.

Dejar en la cuneta a todo un Villarreal marcándole seis goles en dos partidos demuestra que si se hacen las cosas bien, como sucedió ayer noche, el Sevilla no es un equipo de mitad de tabla. Así lo entendió una afición que lo arropó de principio a fin y se marchó a casa con una enorme alegría en el cuerpo.

REVOLUCIÓN. Y ello pese a la inquietud que generó el once puesto en liza por Manzano. Por primera vez desde su llegada e incluso en años, el Sevilla salió con una defensa de cinco hombres: tres centrales (Alexis, Sergio Sánchez y Fernando Navarro) y dos carrileros (Cáceres y Dabo). Un esquema en el que destacó, por encima de todo, la presencia de Sergio Sánchez, que volvió a jugar tras más de un año en el dique seco. El técnico le ha recuperado para la causa y habrá que darle tiempo para demostrar las maneras que se le vieron a su llegada. Tres mediocentros (Zokora, Renato y Romaric) delante de esa línea de cinco y dos puntas natos (Kanouté y Negredo) completaron la formación para amarrar el pase.

Toda una apuesta la de Manzano, más arriesgada por lo novedosa que por lo que en sí representaba: un intento de tapar las bandas del Villarreal, principal fuente de peligro en el partido de ida. Pese a lo mucho que había en juego, el jiennense fue valiente, dejó en el banquillo a futbolistas como Jesús Navas, Luis Fabiano, Perotti o Capel y apechugó.

Juan Carlos Garrido tampoco se quedó atrás: sin los lesionados Nilmar, Marchena, Senna, Ángel y Cazorla, prefirió reservar a Capdevila, Bruno y Marco Ruben y sacó también un once revolucionario. Lo pagó caro.

UNA VICTORIA GANADA A PULSO. El Sevilla firmó uno de sus partidos más cómodos de la temporada. Eso sí: se lo ganó a pulso. Nadie le regaló nada. En su primera incursión, Dabo centró desde la izquierda, el balón lo rechazó un defensor y quedó para Negredo, quien lo picó ante Diego López y vio cómo Renato lo remachaba bajo palos. Era el minuto 6. Con él desaparecía un gran peso de encima. Ahora, el Villarreal necesitaba al menos dos goles para clasificarse.

El gol, sin embargo, no pareció sentar bien al Sevilla. Los visitantes se hicieron con la pelota aprovechando las imprecisiones locales y pusieron cerco a la portería sevillista. Gonzalo cabeceó al larguero una falta sacada por Borja Valero (25') y, poco después, Dabo impidió que Rossi marcara tras darse la media vuelta.

Pero Kanouté emergió en el desconcierto para pedir la pelota y jugarla con inteligencia. Por si fuera poco, estuvo a punto de marcar tras un nuevo centro de Dabo. Cani y Rossi tampoco se quedaron atrás. Ambos rozaron el gol con disparos envenenados. Nada más que eso.

DOS ZARPAZOS... Y A ESPERAR PRÓXIMO RIVAL. El que sí lo marcó, y en un momento de los llamados psicológicos, fue el Sevilla. Kanouté apareció para cabecear un córner sacado por Romaric. Era el minuto 46. Esta vez, los regalos defensivos no corrieron a cargo del equipo de Manzano, que no encajó ninguno. Y es noticia. Su sistema pagó el peaje de ser novedoso, pero sólo eso. Fue clave para pasar la eliminatoria. En pleno desconcierto castellonense, Alexis emuló a Kanouté y calcó su gol. Tres a cero para amarrar, si es que aún alguien dudaba, un pase a semifinales merecido y que augura una eliminatoria verdaderamente apasionante.

CINCO SEMIFINALES EN LAS OCHO ÚLTIMAS EDICIONES. El Sevilla disputará las semifinales por quinta vez en las ocho últimas ediciones de la Copa. Todo un reflejo de la seriedad con que se ha tomado un torneo otrora olvidado y que sigue dando alegrías. La primera de esas cinco fue, con Caparrós, ante el Real Madrid -podría repetirse ahora aquel duelo-, luego llegó un título con Juande, Jiménez que quedó a las puertas y el pasado año Antonio Álvarez lo conquistó de nuevo.

Ficha técnica:

3 - Sevilla FC: Javi Varas; Sergio Sánchez, Martín Cáceres, Alexis (Konko, m.59), Fernando Navarro, Dabo; Renato, Romaric (Jesús Navas, m.76), Zokora; Kanouté (Perotti, m.73) y Negredo.

0 - Villarreal CF: Diego López; Cicinho, Gonzalo Rodríguez, Catalá (Bruno, m.63), Joan Oriol; Borja Valero, Musacchio, Cani (Capdevilla, m.75); Jefferson Montero, Rossi y Altidore (Marco Ruben, m.63).

Goles: 1-0, M.6: Renato. 2-0, M.46: Kanouté. 3-0, M.49: Alexis.

Árbitro: Miguel Ángel Pérez Lasa (Comité Vasco). Amonestó al local Fernando Navarro (m.25) y a los visitantes Musacchio (m.68) y Rossi (m.84).

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante cerca de treinta mil espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones

  • 1