sábado, 15 diciembre 2018
08:47
, última actualización
Economía

La menor cosecha de aceituna supondrá perder 7,4 millones de jornales

La UGT pedirá al Gobierno la exoneración de las peonadas necesarias para acceder al subsidio agrario.

el 16 oct 2014 / 21:53 h.

TAGS:

Jornalero trabajando en la recolección de aceituna. / Javier Cuesta Jornalero trabajando en la recolección de aceituna. / Javier Cuesta UGT estima que la menor cosecha de aceituna supondrá en España la  pérdida de "unos 7,4 millones de jornales", la gran mayoría en  Andalucía, por lo que pedirá al Gobierno la exoneración de las  peonadas necesarias para acceder al subsidio agrario así como a la  Junta la creación de un observatorio estable de empleo agrario que  permita anticiparse a las necesidades del sector y contribuya a hacer  más automática la respuesta a este tipo de situaciones. Así se ha puesto de relieve en la rueda de prensa que han ofrecido  este jueves en Jaén el secretario general de Fitag en UGT-A, Pedro  Marcos, junto a su homólogo en Jaén, Antonio Marcos, y el secretario  federal del Sector Agrario de Fitag-UGT, Miguel Rodríguez, para  analizar la próxima campaña y sus consecuencias entre los  trabajadores. Rodríguez ha apuntado que, por los datos que manejan, la  producción de aceite de oliva será un 60 por ciento inferior respecto  a la pasada tanto en España como en Andalucía y "se agudiza en Jaén",  donde estima un 71 por ciento menos, pasando de 749.000 toneladas en  la campaña 2013-14 a unas 217.400 en la que viene. Estas cifras se  traducirán, según ha añadido, en una pérdida de 7,4 millones de  jornales en el país, de los que unos 7.015.000 se dejarán de crear en  la comunidad andaluza. Se trata de "situación muy grave, pero más" si cabe en una  provincia como la jiennense que tiene al olivar como monocultivo y  donde la pérdida estará cercana a los 4,2 millones de jornadas. Le  seguirán Córdoba, con casi 1,7 millones de jornales menos, Granada  con 610.000, Málaga con unas 300.000; Sevilla con 210.000 y a más  distancia, Almería con unas 15.000 y Huelva y Cádiz con unas 2.700 y  2.000 en cada caso. Con este panorama, UGT "se ve obligada a pedir medidas" tanto a  los gobiernos central y andaluz. En primer lugar, instar al  Ministerio de Empleo, competente en la materia, a la exoneración de  las peonadas necesarias para acceder el subsidio agrario, lo que no  significa, según Pedro Marcos, que todo trabajador pueda acceder en  cualquier circunstancia, sino que debe estar vinculado al empleo, en  este caso del año anterior. Al respecto y preguntado por si una reducción en el número de  jornales, como ocurrió hace dos campañas al bajar de 35 a 20  peonadas, sería suficiente, ha respondido que podría estudiarse por  territorios, pero en una zona como Jaén, con una pérdida tan acusada,  "no cabe otra cosa" que no sea la eliminación total. Junto a ello, el secretario general de Fitag en UGT-A ha reclamado  "fondos adicionales y extraordinarios para paliar esa pérdida de  empleo" que deberían ser "al menos como un PER ordinario, con la  misma cuantía". Por otro lado, ha incidido en que el objetivo es "dar estabilidad  y automaticidad" ante este tipo de situaciones, de manera que cada  vez que haya una disminución importante en cosechas no se tenga que  estar realizando peticiones y negociando para ponerlas en marcha  mientras los afectados tienen una "complicada subsistencia". "Tiene  que ser más automático", ha apostillado. OBSERVATORIO ESTABLE DE EMPLEO AGRARIO   En este sentido, ha planteado la necesidad de que la Junta, a  través de los departamentos de Agricultura y Empleo, articule "un  observatorio estable de empleo agrario para anticiparse" a las  necesidades del sector. Según ha destacado, el Ejecutivo autonómico  cuenta con los datos sobre quiénes son los productores, cuánto se  produce y de qué manera, por lo que podría identificar y establecer  qué mano de obra se necesita por hectárea en cada cosecha, ya sea en  el olivar, cítricos o de otro tipo. "El tema agrario, agroalimentario, se tiene que tomar mucho más en  serio de lo que se lo está tomando la administración y no estar  improvisando medidas a cada instante", ha asegurado Marcos, para el  que el citado observatorio también contribuiría a determinar el  desfase que puede darse entre los jornales teóricos que se estiman en  cada campaña, por ejemplo en el aforo de la Junta, y los que  realmente se declaran. En la misma línea ha incidido Rodríguez, quien ha añadido que  junto a la labor de ese órgano es fundamental la participación de la  Inspección de Trabajo, que requiere de más medios humanos y  económicos para un control efectivo.

  • 1