lunes, 22 abril 2019
23:41
, última actualización
Local

La menor violada en Baena cambia de colegio

el 17 sep 2009 / 20:55 h.

TAGS:

La menor de 13 años que fue violada el pasado julio en Baena por cinco menores y un joven de 22 años, ha empezado este curso escolar en un nuevo centro educativo para evitar así coincidir en su anterior colegio con uno de sus agresores no imputables.

 

Así lo han decidido sus padres tras barajar, entre otras opciones, cambiar incluso su lugar de residencia, según publicó ayer el diario ABC Córdoba. La menor estudiará en un centro concertado de la localidad.

Cuando se denunció la agresión todos los supuestos implicados fueron detenidos por la Guardia Civil, que los puso a disposición de la autoridad judicial, la cual determinó la puesta en libertad de dos de los menores por no ser imputables, aunque con orden de alejamiento de la víctima. La edad de uno de estos menores, 13 años, fue lo que imposibilitó su imputación, y es el que actualmente continua asistiendo al colegio en el que hasta ahora estudiaba la víctima. Al otro menor no se le pudo imputar por ser discapacitado psíquico.

Se considera que la orden de alejamiento incluye también el asistir al mismo centro escolar, sin embargo, los padres de la niña han preferido proteger a su hija antes de esperar ninguna otra acción por parte de las administraciones.

Según el nuevo decreto de escolarización de la Consejería de Educación los padres tienen el derecho de cambiar a su hijo de centro si ha sufrido cualquier tipo de agresión y consideran que las medidas para evitar el acoso del menor son insuficientes. La Junta, de acuerdo con la Ley Orgánica de Educación, tiene la obligación de tramitar dicho traslado.

Por otra parte, en el decreto de convivencia del Gobierno andaluz se especifica que el director podrá decidir sobre el cambio de centro o expulsión del alumno que haya agredido a un compañero o profesor.

Todo sucedió sobre las 17.30 horas del pasado 2 de julio, en el patio común de unos bloques de viviendas situados cerca de la piscina municipal de Baena, donde, según una testigo, "cuatro o cinco" menores muy jóvenes "parecía que estaban forzando a una niña".

El relato de la madre de la menor coincide con el de los testigos. Según su testimonio la agresión sexual ocurrió fuera de la piscina, cuando un chico menor de edad, con el que al parecer ya mantuvo una relación, la invitó a salir del recinto, a lo que ella accedió porque "le gustaba y pensaba que le iba a pedir salir".

Ya en dicho patio común fue donde el ex novio de la chica y otros cinco jóvenes, cuatro de ellos menores de edad, la obligaron a mantener relaciones sexuales con todos ellos, bajo la amenaza de que, si no accedía, enviarían a sus padres el vídeo en el que, sin consentimiento de la chica, la habían grabado mientras mantenía relaciones sexuales con su ex novio.

La chica no contó nada a sus padres hasta el domingo 5 de julio porque "tenía miedo", y ese mismo día denunciaron lo ocurrido, procediendo la Guardia Civil a continuación a detener a los acusados.

  • 1