Local

La Merced celebra sus cinco siglos de devoción

La hermandad de Nuestra Señora de la Piedad y el Santísimo Cristo de la Exaltación en la Cruz, la Merced, cumple cinco siglos de vida. Ya ha celebrado varios actos con ese motivo, pero el más importante tendrá lugar mañana: una delegación de la hermandad será recibida por el Papa Benedicto XVI.

el 15 sep 2009 / 16:19 h.

TAGS:

La hermandad de Nuestra Señora de la Piedad y el Santísimo Cristo de la Exaltación en la Cruz, la Merced, cumple cinco siglos de vida. Ya ha celebrado varios actos con ese motivo, pero el más importante tendrá lugar mañana: una delegación de la hermandad será recibida por el Papa Benedicto XVI.

En realidad, el cumpleaños de la hermandad de la Merced no tiene lugar hasta marzo de 2009, como recuerda su hermano mayor, Ceferino Madero. "Pero nosotros pedimos la audiencia con Su Santidad hace cuatro meses y cuando nos dijeron que nos recibiría en octubre no pensamos si era 2008 ó 2009", narra, y asegura que, desde entonces "estamos todos en la hermandad con los nervios a flor de piel".

Decir que la junta directiva de la Merced está emocionada con la visita a Benedicto XVI es poco. "Yo estoy maravillado", dice Madero, "porque tengo 57 años y la hermandad es lo más grande para mí, soy hermano de la Merced, lo que he mamado desde que mi padre me apuntó", enfatiza. Lo de ser hermano mayor es accesorio para él: "He tenido la suerte de que me ha tocado algo que no pasa todos los años", reconoce.

Para el hermano mayor de la Merced "no hay mejor pistoletazo de salida para celebrar nuestros 500 años que ser recibidos por el Papa". La delegación que acude a la audiencia con Benedicto XVI estará compuesta por 45 hermanos, hombres y mujeres, de la cofradía ecijana. "En principio pedimos audiencia sólo para la junta directiva pero se han ido apuntando más gente y no podemos ir todos los hermanos, porque somos 500". Tantos hermanos como años cumple la Merced.

La delegación ecijana pasará tres días en Roma, y aprovecharán para visitar la ciudad eterna, aunque Madero insiste en que la visita es una peregrinación para ver al Papa. "Vamos al Vaticano para que se conozca a la Merced, que es lo importante", enfatiza.

  • 1