La mina de Aznalcóllar se adjudicará a final de verano y no tendrá balsa de lodos

El pliego de condiciones de la Junta se conocerá el próximo enero. Se estima que la reactivación pueda crear entre 300 y 400 puestos de trabajo.

el 19 dic 2013 / 23:21 h.

15351862Las empresas interesadas en hacerse con la explotación de la mina de Aznalcóllar, que se cerró en 1998 tras el vertido de lodos tóxicos que se produjo bajo la actividad de la multinacional Boliden Apirsa, conocerán los detalles del pliego de condiciones que la Junta ya tiene elaborado el próximo mes de enero, tras lo que se abrirá el periodo de presentación de ofertas, que concluirá con la selección del proyecto adjudicatario a finales de verano o principios del otoño. Son los plazos que dio ayer el secretario general de Innovación, Industria y Energía, Vicente Fernández, que precisó que hasta el momento han mostrado su interés varios grupos de Canadá, Gran Bretaña, Australia y España, que ahora tendrán que presentar sus proyectos concretos. A la hora de decantarse por uno de ellos, tanto él como la directora general de Industria, Energía y Minas, María José Asensio, puntualizaron que primarán factores como la inclusión de un proyecto no solo de extracción del mineral, sino de una planta de transformación que es la actividad que mayor empleo genera. Así, Asensio estimó que la reactivación de la corta podría implicar la creación de entre 300 y 400 empleos. También dejó claro que en la reapertura de la mina no se contemplará una balsa como la que provocó el vertido en 1998 y ocasionó graves daños medioambientales en la cuenca del Guadiamar, cuya recuperación costó a las arcas de la Junta casi 90 millones porque la legislación actual no lo permite. Además, para que no ocurra lo que pasó con la sueca Boliden, que no ha pagado ni un euro, la Junta recordó que la normativa obliga a aportar un aval previo por importe del plan de restauración de la zona minera. Al tratarse de un caso peculiar, puesto que se sabe que hay mineral que explotar, se está protegiendo con especial celo la seguridad jurídica, de ahí que la Junta haya blindado el terreno, expropiando cualquier solicitud de derecho sobre la mina, y se haya optado por la vía del decreto ley. La denuncia de la Junta contra Boliden por la reclamación de gastos “se retrotrae” a 2002 El procedimiento legal emprendido por la Junta contra Boliden se remonta a 2002, cuando presentó una demanda  por la vía civil para reclamar los casi 90 millones que costó limpiar y recuperar la cuenca del Guadiana. No prosperó porque el Tribunal Supremo entendió que tenía que acudir a la vía administrativa, recordó ayer Vicente Fernández. El Gobierno regional inició este nuevo camino en 2004, que terminó en 2010, cuando el Supremo dijo que no era esa la vía sino la civil. La Sala de Conflictos de Jurisdicción interpretó que la correcta era la vía civil por lo que ahora  “se ha retrotraido” a la situación de 2002, lamentó. En el pliego de condiciones, se valorará una solución para los lodos tóxicos, que permanecen en la antigua corta que se explotó entre 1977 y 1995 y sobre la que se mantiene “vigilancia medioambiental”. En 1996 se comenzó a trabajar en la conocida como corta de Los Frailes, que estuvo en explotación hasta el 25 de abril de 1998, fecha de la rotura de la balsa.

  • 1