Local

La mitad de los 90 puentes estatales de la provincia sufren desperfectos

No hay peligro de derrumbe, pero sí es cierto que los puentes de la provincia de Sevilla necesitan una puesta a punto. Más de la mitad de los 90 incluidos en la Red Nacional de Carreteras y Ferrocarriles del Estado sufre algún tipo de desperfecto, como grietas o fisuras. Eso sí, sólo siete de estos casos son realmente graves.

el 15 sep 2009 / 09:12 h.

TAGS:

No hay peligro de derrumbe, pero sí es cierto que los puentes de la provincia de Sevilla necesitan una puesta a punto. Más de la mitad de los 90 incluidos en la Red Nacional de Carreteras y Ferrocarriles del Estado sufre algún tipo de desperfecto, como grietas o fisuras. Eso sí, sólo siete de estos casos son realmente graves.

El estudio, elaborado por el grupo Geografía Física Aplicada y Patrimonio de la Universidad de Sevilla, pone de manifiesto que los puentes de la provincia que gestiona Fomento "están en un estado aceptable", aunque en la mitad de ellos se hayan detectado "fisuras, grietas o socavaciones", según explica Rafael Baena, responsable de un proyecto realizado entre 2003 y 2007.

Éste precisa que entre el medio centenar de puentes hay siete que sí se encuentran en un estado de mayor gravedad, propiciado en la mayoría de los casos por "el estrechamiento de los cauces por la infraestructura, lo que repercute en la erosión de las pilas del puente". El más preocupante, según el estudio, es el puente de Azanaque, en Lora del Río, que es una construcción metálica con más de 100 años de vida por la que transcurre el ferrocarril.

La razón, según el informe, estriba en que el paso del río Guadalquivir por este puente erosiona la base de las pilas de más de cinco metros de profundidad con la consiguiente exhumación de los cimientos. El puente no está adaptado a las crecidas del río, lo que representa un riesgo a su estabilidad.

De la misma guisa se encuentra el puente sobre el arroyo Culebras en Dos Hermanas, que incluso sufrió inundaciones. Sin ir muy lejos, la que se produjo el 16 de noviembre de 2006. El problema radica, según recoge el estudio, en la intensa urbanización del lugar, que impermeabiliza el terreno y genera un mayor volumen de agua procedente del alcantarillado. Todo este proceso deriva en la colmatación del puente y en el desbordamiento del agua sobre la vía en épocas de graves precipitaciones.

Junto a estos dos puentes, que son los que se encuentran en peor estado, presentan también daños de mayor importancia uno que cruza el arroyo Salado, en el término municipal de Lebrija, dos en Écija sobre el río Genil y otros tantos que pasan por el río Guadiamar.

De todos modos, no hay que dar la voz de alarma, según los investigadores de la Universidad de Sevilla, ya que ninguno de estos problemas hace peligrar la estabilidad de estos viaductos. "Estos siete casos tienen problemas de consideración pero ninguno de ellos tiene afectada su estabilidad", detalla Inmaculada Guerrero, profesora del departamento de Geografía Física e investigadora también en el informe sobre los puentes.

Esta radiografía de los puentes de la provincia está englobada en un proyecto más amplio solicitado en su día por Fomento en el que se quería comprobar el estado de los 385 de Andalucía occidental en los que el Estado tenga competencias. Una vez elaborado este estudio, se pretendía iniciar las inversiones para la mejora de los casos más críticos.

Durante el desarrollo de este informe, se detectaron hasta 48 casos de puentes con importantes problemas de consideración, de los que 18 fueron finalmente estudiados con análisis pormenorizados por hallarse en peores circunstancias.

  • 1