viernes, 16 noviembre 2018
21:03
, última actualización
Local

La mitad de los casos de discriminación a gitanos se da en Andalucía

El informe anual de la Fundación Secretariado Gitano recoge 115 casos, 54 de ellos en la región.

el 20 nov 2011 / 17:52 h.

TAGS:

Andalucía es la comunidad con mayor población gitana de España, unos 300.000, la mitad de los de todo el país. Una convivencia histórica que lejos de haber normalizado las cosas parece haber instalado en la conciencia colectiva prejuicios y estereotipos, a tenor del último informe anual sobre Discriminación y Comunidad Gitana que la Fundación Secretariado Gitano (FSG) llevará mañana martes al Parlamento, donde también con motivo del Día de la Comunidad Gitana Andaluza ondeará la bandera gitana. El informe recoge las denuncias recibidas en 2010, 115. Casi la mitad de los casos, 54, se registraron en Andalucía.

Empresarios que dicen no ser racistas pero se niegan a contratar a gitanos por haber tenido "malas experiencias", padres de alumnos que rechazan que en el colegio de sus hijos estudien niños gitanos o que no autorizan a sus hijos a ir a una exposición organizada por el Secretariado Gitano, clientes de tiendas a los que para el guardia de seguridad porque su aspecto físico levanta sospechas o jóvenes a los que les impiden la entrada a una discoteca y dueños de pisos en alquiler que se niegan a arrendárselo a parejas gitanas son algunas de las situaciones denunciadas en el informe que, pese a todo, refleja un ligero descenso frente a los 131 casos registrados en 2009.

En un momento de crisis como el actual, el documento da cuenta de que son muchas más las quejas que llegan a la Fundación que las que finalmente terminan en una denuncia formal, sobre todo en materia de empleo, por el miedo a señalarse y frustrar con ello posibilidades futuras. De los 20 casos recogidos, 13 se produjeron en Andalucía, la mayoría de contratadores que pese a dar el visto bueno a un candidato tras ver su currículum o hacerle una entrevista, se echan atrás al conocer su origen gitano, pero también despidos de empleados bien considerados hasta que se delatan. Es lo que le ocurrió a una joven en una heladería de Cádiz, despedida días después de que su familia fuera a tomar café. O a la dependienta en prácticas de una perfumería en Huelva, a la que la encargada le dijo que iba a suplir la baja de una cajera pero cambió de idea cuando una clienta comentó su procedencia gitana. En una frutería de Almería, otra chica fue despedida con el argumento de que las ventas bajaban porque la gente no compraba a una gitana.

En el ámbito educativo, con nueve denuncias (seis en Andalucía) llama la atención que haya más discriminación por parte de los adultos -padres y profesores- que de los niños. En Almería, la madre de una niña de 13 años acudió a denunciar que su hija no quería ir a clase y sufría depresión porque sus compañeros la llamaban "gitana sucia" con la complacencia de un maestro. La dirección se limitó a decir que eran "cosas de niños".

El informe registra una decena de casos de clientes acusados por los guardias de seguridad de haber robado demostrándose luego que es falso y de jóvenes a los que los porteros de discotecas no les dejan entrar, y así se lo dicen, por ser gitanos, como un chico de Almería que acudió a una con un grupo de amigos y dejaron entrar a todos menos a él.

La Fundación recibió el año pasado diez denuncias en materia de vivienda (siete en Andalucía) por problemas para acceder a un alquiler, incluso pese a tener acuerdos telefónicos. Lamentablemente, los prejuicios no tienen edad: una estudiante de Granada que buscaba piso para compartir con otras chicas fue aceptada por éstas hasta que vieron a sus padres, cuyo aspecto físico delata su etnia.

El informe también recoge el desmantelamiento de un campamento chabolista en Córdoba y la violenta detención de unos chatarreros rumanos en Málaga. Además, contiene otros 22 casos (13 en la comunidad) de ámbitos diversos, desde un padre que no acepta a la novia gitana de su hijo a un albañil de Huelva harto de los chistes de su compañero.

Pero si hay un sector que no solo no escapa de los estereotipos sino que se convierte en su altavoz son los medios.

El informe recoge 37 casos de titulares y noticias (3 en medios regionales) que, incluso siendo "bienintencionadas", reproducen tópicos o, sobre todo en sucesos, alucen al origen étnico del autor de hechos delictivos pese a ser irrelevante. Sin embargo, a la FSG le preocupa más la falta de control de los comentarios de los lectores en sus web para evitar el "ciberodio".

  • 1