Local

La mitad de los médicos cree que la fusión hospitalaria empeorará la atención al paciente

Una encuesta refleja que el 58% de los médicos teme que la fusión hospitalaria empeore la asistencia global.

el 15 oct 2014 / 14:48 h.

Fusión_Hospitales Una encuesta realizada por el Colegio de Médicos de Sevilla sobre  el proyecto promovido por la Consejería de Igualdad, Salud y  Políticas Sociales, para fusionar la gestión de los centros  hospitalarios Virgen del Rocío y Virgen Macarena, refleja que el 58  por ciento de los profesionales sondeados teme que la operación  empeore la asistencia global a los pacientes, mientras el 80 por  ciento de los encuestados no habría podido participar en el  desarrollo del proyecto y el 53 por ciento no habría tenido "ninguna"  información. En rueda de prensa, el representante de Médicos de Atención  Hospitalaria de la junta directiva del Colegio de Médicos de Sevilla,  el doctor Carlos Ortiz Leyva, ha desgranado los detalles de esta  encuesta elaborada en junio de 2014 entre aproximadamente 300 médicos  colegiados, independientemente de cuál fuese su centro de trabajo,  porque el colegio señala que la operación puede afectar, de un modo u  otro, incluso a médicos que trabajan fuera de estos centros  hospitalarios. La encuesta, entre otros aspectos, pone de manifiesto que el 53  por ciento de los médicos encuestados no habría tenido "ninguna"  información de su director de Unidad de Gestión sobre la repercusión  de la fusión en su servicio o sección, mientras el 31 por ciento ha  recibido "escasa" información, un nueve por ciento ve "suficiente" la  información proporcionada y un cinco por ciento la ve incluso  "detallada", siempre según este sondeo recogido por Europa Press. En cuanto a la participación, el 80 por ciento de los médicos  encuestados manifiesta que "en ningún momento" le fue solicitada su  participación para el proyecto de fusión de áreas hospitalarias,  mientras un 13 por ciento admite que fue consultado para "aspectos  parciales" y un cuatro por ciento "para todo el proceso". Sobre los  efectos concretos de la fusión, el 46 por ciento de los médicos  sondeados opina que empeorará la lista de espera, mientras un 32 por  ciento cree que seguirá igual, un 12 por ciento cree que mejorará y  el resto no sabe o no contesta, un porcentaje este último que el  doctor Ortiz Leyva conecta con "la falta de información del  proceso". CONSECUENCIAS EN LA ASISTENCIA Del mismo modo, el 58 por ciento de los encuestados opina que la  fusión empeorará la asistencia global a los pacientes, mientras el 15  por ciento cree que este indicativo seguirá igual, otro 15 por ciento  augura mejoras y un 12 por ciento no sabe o no contesta. Sobre el  servicio propio donde trabaja cada uno de los encuestados, un 51 por  ciento teme un empeoramiento de su servicio, el 31 por ciento opina  que seguirá igual, un seis por ciento augura una mejora y un 12 por  ciento no sabe o no contesta, cosechando unos porcentajes  prácticamente iguales la pregunta relativa a la mejora o  empeoramiento de la actividad profesional de cada uno de los  encuestados, porque de nuevo el 51 por ciento cree que empeorará su  actividad profesional. Por lo que se refiere a los costes inmediatos, un 33 por ciento de  los encuestados teme un incremento del gasto hospitalario, un 38 por  ciento cree que seguirá igual, un 15 por ciento vaticina un ahorro y  un 14 por ciento no sabe o no contesta, toda vez que el 45 por ciento  de los médicos sondeados teme cambios en su estatus profesional y  retributivo como consecuencia de la fusión y un 19 por ciento no sabe  o no contesta. Con estos porcentajes sobre la mesa, las conclusiones del Colegio  de Médicos son que los médicos tienen una "clara postura crítica  frente a la fusión", extremo conectado a la "ausencia rotunda de  información institucional y la imposibilidad de haber podido  participar en el proyecto", toda vez que "existe una opinión  mayoritaria y de desconfianza sobre que la fusión vaya a mejorar la  asistencia sanitaria".

  • 1