jueves, 18 abril 2019
20:14
, última actualización
Economía

La montaña rusa de SOS en bolsa

Sus acciones se han desplomado de los 9,4 a los 2,45 euros en poco más de un año.

el 11 abr 2010 / 18:25 h.

La cotización de los títulos de SOS ha sido muy dispar en el último año.

Los últimos meses no han sido precisamente buenos para SOS Corporación Alimentaria. La segunda compañía del sector en España ha visto en poco más de un año cómo sus acciones se han hundido desde los 9,4 euros de finales de enero del pasado año a los 2,45 euros en los que estaban valorados sus títulos la semana pasada.

En medio, cambios en la presidencia de la empresa, con visita a los juzgados incluida, negociaciones para el pago de la deuda que arrastra, pretensión de vender todas las divisiones menos la de los aceites vegetales, tanteos de compra y especulación, mucha especulación.

En las últimas semanas se han sucedido las suspensiones de cotización de las acciones de SOS por parte de la Comisión del Mercado de Valores (CNMV). La última de ellas se produjo el pasado 26 de marzo -aunque justo cuatro días antes había ocurrido ya-, al alegar el supervisor de la bolsa la concurrencia de "circunstancias que pudieran perturbar el normal desarrollo de las operaciones" sobre sus valores.

Los tanteos que han hecho varias compañías para hacerse con la agroalimentaria han tenido que ver mucho con las fluctuaciones que han vivido los títulos de SOS en el mercado en los últimos tiempos. La más reciente de ellas, la de la sociedad Cambium, liderada por el ex presidente de La Casera, José Arozamena, apoyado por el fondo de inversión Lindsay. Un nuevo pretendiente que se suma a la familia Ruiz-Mateos y Nueva Rumasa.

En concreto, Cambium estaría barajando hacerse con el 33% de las acciones aunque sin tener que lanzar una opa, algo complicado al superar el porcentaje del 30% que obliga a hacer una oferta por el total de la compañía y que incluye una compleja operación que recoge una ampliación de capital y el canje de deuda por opciones sobre acciones de SOS.

Además, la firma liderada por Arozamena se encuentra con el escollo de la falta de interés por la oferta demostrada por los acreedores de SOS, que hace varias semanas rechazaron la propuesta inicial de Cambium de inyectar 300 millones a la compañía.

La montaña rusa en la que se ha montado SOS en los últimos meses comenzó en marzo de 2009, cuando, en una sola semana, las acciones perdieron más de la mitad de su valor, ya que el 27 de febrero los títulos cotizaban a 8 euros, mientras que siete días después el precio se desplomaba hasta 3,45. Entonces la compañía explicó que esta caída libre se debía a la especulación de los grandes inversores, que buscaban ese efecto en el mercado, aunque algunos expertos lo achacaban al control que sobre el accionariado tenían los hermanos Salazar, Jesús y Jaime, que eran entonces presidente y vicepresidente de la entidad -y serían destituidos por el crédito de 212 millones otorgado por Grupo SOS a Cóndor Plus, una sociedad vinculada a los Salazar-.

Durante los siguientes días, las acciones consiguieron remontar un poco, hasta alcanzar un valor de 5,38 euros el 25 de marzo, pero después de eso, se mantuvieron durante unos meses, hasta octubre de 2009, en valores comprendidos entre los 3 y 4 euros.

Precisamente fue en octubre cuando la compañía informó de que se desprendería de todos sus negocios con excepción del aceite, con el fin de reducir su deuda entre 500 y 600 millones. Desde entonces, varios han sido los grupos interesados en su división de arroz, como la primera agroalimentaria española, Ebro Puleva, que a su vez se ha deshecho del negocio lácteo. Otro de los pretendientes de esta división es la firma de capital riesgo Ibersuizas.

Esto significa que se desprende de su negocio primigenio y la otra gran pata de su facturación, el arroz, con la marca SOS como cabecera, sustentado principalmente en la zona de Levante, aunque cuenta con una fábrica en Los Palacios y Villafranca (Sevilla). El de las galletas, que le dio en su momento el apellido Cuétara, se vendió a Nutrexpa.

El otro descenso bursátil más llamativo se produjo en diciembre, después de que Nueva Rumasa anunciara su intención de hacerse con el grupo, con la oferta de compra de la familia Ruiz-Mateos sobre el 29,9% de la compañía. Entonces, SOS la acusó de dañar su credibilidad, y esto se tradujo en descensos del valor hasta los 1,78 euros el día 10. Lanzó una primera propuesta el 11 de diciembre a un precio 1,5 euros por título. El 23 de febrero, la subió hasta 3 euros.

Lo cierto es que desde enero de 2009, la capitalización bursátil de SOS se ha pegado un batacazo espectacular. Así, la sociedad ha pasado de tener un valor, a cierre de 2009, de 1.458,9 millones, a los 377 en el que éste se situaba a cierre de la semana pasada.

Esto ha afectado de lleno a las cuentas de resultados de las cajas andaluzas, que son el primer accionista de la compañía. En concreto, Unicaja (con el 9,183%), Caja Granada (5,294%), Cajasol (5%) y Cajasur (5,196%) suman el 24,67% de los títulos.

  • 1