lunes, 19 noviembre 2018
20:24
, última actualización
Economía

La moratoria a las renovables frena once parques eólicos en Sevilla

La Junta prioriza 284 mW en la provincia que no pueden desarrollarse por el veto temporal a las primas que aprobó el Gobierno.

el 05 feb 2012 / 19:52 h.

TAGS:

El anuncio de la suspensión de primas a las renovables de manera temporal llevado a cabo hace unos días por el Gobierno afectará de lleno a la economía andaluza y sevillana. El sector, llamado a ser uno de los pilares del cambio productivo, está seguro de que la paralización de la inversión frenará la creación de empleo y agravará aún más la delicada situación del mercado laboral de la comunidad. Y no es por falta de proyectos. Justo un día después del anuncio efectuado por el ministro José Manuel Soria, la Junta dio luz verde al concurso eólico que reparte más de 1.000 megavatios (mW) entre distintas instalaciones y que ahora queda a expensas del final de la moratoria impuesta por el Ejecutivo central, que además no ha informado de cuándo finalizará.

En la provincia de Sevilla son 11 los parques eólicos que se quedan en el aire a causa de la decisión del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Estas instalaciones suman una potencia total de 283,9 mW que se añadirían a los 99,5 megavatios puestos ya en servicio en la provincia y a los 56 que están en construcción, según datos proporcionados por la Junta de Andalucía. En la actualidad, Sevilla cuenta con cuatro parques en servicio -tres en la localidad de Osuna y uno en Los Corrales- y uno en construcción -en Écija-, al que no afecta la medida ya que no tiene carácter retroactivo.

Sevilla ha sido la segunda provincia más beneficiada en la priorización efectuada por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, sólo por detrás de Cádiz, ya que se le ha asignado el 23,8% del total frente al 3% que supone en estos momentos en potencia instalada.

Y lo más importante: lo que supone en inversión y en empleo. Hasta que no se dé el visto bueno a la construcción de estos parques por parte de Industria, no se harán efectivos los 340,7 millones de inversión que suponen, así como los 809 empleos directos en construcción del primer año y los 43 estables para el mantenimiento de las instalaciones.

Asimismo, según el departamento que dirige Antonio Ávila, la puesta en marcha de los once parques eólicos sevillanos podrían generar el equivalente al consumo eléctrico de casi 125.000 viviendas y evitar la emisión de 227.972 toneladas de CO2.

El proceso ahora continuaría con la preasignación del Ministerio del ramo, paralizada debido a la moratoria, que tiene como objetivo alcanzar un ahorro de 160 millones de euros sólo durante 2012 y que se enmarca dentro de las medidas adoptadas para frenar el déficit tarifario -la diferencia entre lo que pagan los consumidores en su factura y lo que les cuesta producir electricidad a las compañías-. Este fue uno de los objetivos que se marcó Soria tras conocer que dirigiría la cartera energética el pasado mes de diciembre.

Los requerimientos previos realizados para seleccionar los 57 parques del concurso hace que puedan concurrir, según la Junta, en condiciones competitivas una vez que se abra la puerta a nuevas instalaciones.

El hecho de que el Gobierno no haya dicho hasta cuándo estará vigente la supresión de las primas a las renovables y la preasignación hacen que se cree "una situación de inseguridad", afirma el presidente de la Asociación de Promotores y productores de Energías Renovables de Andalucía (Aprean), Mariano Barroso. Por su parte, Ávila mostró su total rechazo al decreto ley y aseguró que el Ejecutivo de Rajoy ha "claudicado" ante las presiones de las grandes eléctricas que están en contra de que las renovables tengan mayor peso. Así, advirtió de que la medida "va a perjudicar" a otras empresas que "sí habían apostado por la investigación y la creación de tejido productivo en torno a la energía limpia".

Y no es la única comunidad autónoma en alzar la voz en los últimos días. Dos regiones gobernadas por el PP, Galicia y Extremadura, han pedido que se suavice la iniciativa de Industria. La primera de ellas ha solicitado que los parques afectados por el Real Decreto perciban el precio de mercado estimado hasta 2020, mientras que la segunda aboga por tener "algún tipo de moratoria o excepcionalidad" que a la región "le permita tener algún tipo de aliento".

La potencia priorizada en el conjunto de la comunidad, que se distribuye en 57 parques de entre 1,5 mW y 49,6 mW, corresponde a una serie de proyectos elegidos entre las 287 solicitudes que concurrieron a esta convocatoria pública, por un total de casi 5.800 mW. Su construcción requeriría una inversión estimada en 1.433 millones de euros, lo que generaría un total de 3.400 empleos directos e indirectos durante un año. Finalizada la construcción de estos 57 complejos, serían necesarios unos 180 profesionales para su mantenimiento.

Actualmente, y con independencia de los 1.194 mW adjudicados, la comunidad andaluza ya cuenta con 3.055 megavatios eólicos en funcionamiento, ya que ha multiplicado por cinco la potencia instalada en los últimos cuatro años, lo que la convierte en la comunidad que más ha crecido en este periodo.

Esto hace que la región andaluza se situara en 2010 como la cuarta española con mayor potencia eólica instalada, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), ya que pasó de 605 mW a finales de 2006 a los algo más de 3.000 actuales.

  • 1