Cultura

La Mostra de Venecia sitúa a Stallone al nivel de los grandes

el 16 sep 2009 / 08:35 h.

El actor y director estadounidense Sylvester Stallone fue homenajeado hoy en la Mostra de Venecia, un reconocimiento en forma de premio honorífico por su contribución al cine que sitúa al creador de "Rocky" e intérprete de "Rambo" al nivel de grandes cineastas contemporáneos.

La 66 Mostra de Venecia continuó hoy dando prueba de su eclecticismo con la concesión del premio "Gloria Jaeger-LeCoultre para el Cineasta" a Stallone por su huella en el universo cinematográfico, un galardón que han recibido en anteriores ediciones Takeshi Kitano, Abbas Kiarostami y Agnès Varda.

Conocido mundialmente por las series "Rocky" y "Rambo", Stallone mostró hoy en Venecia un aspecto mucho más frágil que el de sus famosos personajes de acción y trató de demostrar que sus inquietudes artísticas van mucho más allá de las películas de acción y de guerra.

"No quiero seguir repitiéndome a mí mismo con películas de guerra, guerra y guerra", dijo Stallone, que aseguró que su único objetivo profesional ha sido siempre ser "honesto y original".

Algo que demostró al reconocer que los actores ganan mucho dinero -"tal vez demasiado"- y que no siempre ha logrado hacer los proyectos que tenía en mente.

"Soy un escritor más que un actor y un director más que un actor", aseguró Stallone, cuya fama mundial comenzó en 1977 con "Rocky", que logró el Óscar a la mejor película y por la que él fue nominado como actor y como guionista.

Éxito al que se unió el de su personaje de John Rambo y que eclipsó en cierta forma su carrera posterior, en la que se incluyen películas como "Cobra" (1986), "Tango & Cash" (1989), "Oscar" (1991), "Cliffhanger" (1993), "The specialist" (1994), "Assassins" (1995) o "Get Carter" (2000).

Una trayectoria llena de éxitos comerciales, pero no tanto profesionales, con ocho Razzies -premio al peor actor- a sus espaldas. Y condicionada por unos personajes y un tipo de cine que no le han permitido hacer lo que quería, al menos hasta ahora.

"A mi edad (63 años) comienzo a hacer lo que me hubiera gustado hacer hace 20 años, que es escribir y dirigir", dijo.

Y eso le ha llevado a "The Expendables" (Los prescindibles), una película dirigida y escrita por él mismo y que, a pesar de sus palabras, no parece salirse del esquema en el que se ha desarrollado toda su carrera.

Stallone, Jason Statham y Jet Li forman un grupo comando que se infiltrará en un ficticio país suramericano para intentar derrocar a un sanguinario dictador.

Rodada en Brasil -país del que, aseguró, sólo puede decir cosas positivas- Costa Rica y Estados Unidos, la historia reunirá por primera vez a Stallone con Arnold Schwarzenegger, Bruce Willis, Mickey Rourke o Dolph Lundgren.

Una cinta "casi imposible" de realizar por la dificultad "de tener a todos esos egos en una misma sala" y con la que Stallone ha tratado de hacer algo diferente, un "filme que hable del hombre" y que contraste con sus películas más físicas de los años ochenta. "Tiene mucho corazón para una película de acción", agregó.

Porque si algo tiene claro el actor es que los héroes no son los que aparecen en el cine, sino "las personas que conocen el miedo, pero que aun así continúan su camino y existen en todas las áreas de la vida".

Las primeras secuencias de este nuevo filme de Stallone se mostrarán esta noche en Venecia, así como una nueva versión del último "Rambo" (2008), el cuarto de la saga.

La "versión del director" que se podrá ver hoy es la "mejor versión de Rambo", ya que, explicó, "muestra su alma y permitirá entender porqué su vida ha sido como ha sido".

Todo ello en el marco del homenaje que le rinde Venecia con un premio que le llena de orgullo porque es "al arte y a la puesta en escena".

Es un galardón que le llena "de vitalidad" en una carrera que espera continuar durante "cincuenta años más" y en la que, a pesar de todo, no le importaría incluir de nuevo a Rambo o a Rocky.

Personajes que han marcado su carrera y con los que, según la Mostra, "ha explorado la luz y la oscuridad del sueño americano". Y a los que se unen otros papeles que Stallone ha interpretado "con precisión, creando una galería de retratos vivos que también están entre los más lúcidos iconos del cine contemporáneo americano".

  • 1