Local

La muerte de tres mujeres marca el final de la Cumbre sobre África

Una murió de un disparo, otra estrangulada y la tercera a manos de su hijo.

el 28 mar 2010 / 20:29 h.

TAGS:

El jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, y la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega asisten a la clausura de la cumbre de Valencia junto a la ex presidenta de Chile, la vicesecretaria general de la ONU y la presidenta de Finlandia.

La muerte de tres mujeres, dos a manos de sus respectivas parejas, una en Atzetneta del Maestrat (Castellón) y otra en Vic (Barcelona), y la tercera por su hijo en Barcelona, marcaron ayer la clausura del V Encuentro de Mujeres por un Mundo Mejor España-África, donde tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, condenaron estos crímenes.

Con las víctimas de ayer ya son 14 las mujeres que han muerto en España en lo que va de año por violencia de género. En Atzetneta la fallecida fue una mujer de 64 años que pereció tras recibir un disparo de su marido, de 66 años, quien se quitó la vida con el mismo arma en el domicilio familiar. Al parecer no había ninguna orden de alejamiento ni denuncia previa. En Vic, una mujer de 33 años, fue estrangulada en su vivienda a manos, según todos los indicios, de su pareja, un hombre de 35 años que intentó suicidarse poco después. Mientras en Barcelona, un hombre de 38 años de edad está acusado de asesinar a su madre, de 70 años, en el domicilio de ésta.

defensa de la Igualdad. Y todo ello ocurrió mientras, en Valencia, el V Encuentro Mujeres por un Mundo Mejor España-África concluyó ayer con la esperanza y el compromiso de avanzar en la lucha por la igualdad de género en el continente africano y de reconocer los derechos de sus mujeres. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fue el encargado de echar el cierre al evento, que durante dos días reunió en Valencia a 500 mujeres, entre las que se encontraban jefas de Estado, ministras, premios Nobel y Príncipe de Asturias y representantes de organismos internacionales, entre otras. Zapatero, abogó por que "la igualdad sea una realidad homogénea en toda Europa" y, en este sentido, defendió que la llamada Estrategia 2020 "incluya, entre las bases de un desarrollo más sostenible, equilibrado e innovador, la plena afirmación de la igualdad entre mujeres y hombres" a fin de "aumentar la tasa de empleo femenino hasta el 70% en 2020" y "reducir al máximo la brecha salarial". También mostró su compromiso por "superar siglos y siglos de una dominación injusta, insólita que aún se vive" de los hombres sobre las mujeres.

El jefe del Ejecutivo subrayó que las mujeres "son las que más sufren el subdesarrollo económico" porque son las que padecen "en mayor medida" los déficit educativos y sanitarios. Recalcó que las verdaderas "hacedoras del cambio" son las mujeres africanas, quienes "no están solas". Este discurso no estuvo exento de críticas. El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González, dijo que le gustaría que Zapatero, se ocupara de África "con el tiempo que le quede tras resolver los problemas de los parados españoles".

Pese a todo las asistentes al congreso, que volverán a reunirse el próximo año en Namibia, rubricaron la Declaración de Valencia, en la que acordaron, en diez puntos diferentes, iniciativas para fomentar el liderazgo político y empresarial de la mujer africana. Entre los compromisos se encuentra el de impulsar un programa de formación organizado por la UNED para incrementar el número de maestras.

  • 1