Local

La muerte de un cachorro de lince ibérico reduce a 17 los ejemplares en cautividad supervivientes

La muerte de un cachorro de lince ibérico que estaba siendo criado de forma artificial ha reducido a 17 el número de ejemplares nacidos en cautividad este año que sobreviven, según han informado hoy a Efe fuentes de este programa.

el 16 sep 2009 / 04:01 h.

TAGS:

La muerte de un cachorro de lince ibérico que estaba siendo criado de forma artificial ha reducido a 17 el número de ejemplares nacidos en cautividad este año que sobreviven, según han informado hoy a Efe fuentes de este programa.

Los 17 cachorros supervivientes -de los 28 nacidos esta temporada- superan a los trece ejemplares supervivientes del pasado año y suponen un nuevo récord de este programa, creado por la Junta de Andalucía y el Gobierno central en diciembre de 2003 para ayudar a preservar este felino, el que está en mayor peligro de extinción del planeta.

El último cachorro fallecido ha sido Felina, hija de Boj y Alfonso, que estaba siendo criada a mano en el centro de cría en cautividad de El Acebuche.

Tras estar a punto de morir al ser abandonada tras nacer, Felina fue atendida durante dos semanas por el personal de El Acebuche que, tras considerar que evolucionaba favorablemente, intentó criarla utilizando una gata doméstica como nodriza, según las fuentes.

La unión de Felina con su familia adoptiva se realizó cuando contaba con 24 días, continuó con una lactancia mixta y a los 28 días recibió una vacunación temprana.

Al cumplir 41 días, Felina comenzó a mostrar un cuadro de letargia, fiebre, diarrea y deshidratación, y a pesar del tratamiento recibido murió cuatro días más tarde cuando empezaba a mejorar y a jugar de nuevo.

Los resultados -todavía parciales- de la necropsia demuestran que presentaba una infección por calicivirus y coronavirus felino, presumiblemente provenientes de la hembra nodriza.

Aunque las muestras de dicha gata nodriza fueron negativas en las tres pruebas realizadas en dos laboratorios distintos, el calicivirus puede presentar distintas cepas, muchas de las cuales no son detectables por las analíticas convencionales.

Con estos 17 cachorros supervivientes son ya 77 los linces acogidos en los centros de cría de El Acebuche (Doñana) y La Olivilla (Sierra Morena), así como en el Zoobotánico de Jerez de la Frontera.

Diez de estos ejemplares permanecen en el centro de El Acebuche y los siete restantes en el de La Olivilla, ya que el Zoobotánico de Jerez tampoco ha logrado ningún parto este año.

La actual temporada ha sido la primera en la que se ha conseguido el nacimiento de cachorros fuera de las instalaciones de El Acebuche, pues ha habido partos en La Olivilla, un centro inaugurado por la Junta de Andalucía en enero de 2008 y que ahora cuenta con 42 ejemplares tras la reproducción de tres hembras que crían siete cachorros.

Asimismo, este es el primer año que una hembra nacida en cautividad ha logrado sacar adelante su camada siendo además, una pareja subadulta de solo dos años.

  • 1