Local

La mujer cuesta al empresario 750 euros al mes menos que el hombre

Una andaluza cuesta a la empresa privada una media de 750 euros menos al mes que un hombre. La Consejería de Economía ha elaborado un exhaustivo informe que desmonta el estereotipo de que ellas salen caras por la baja maternal. Son más fieles y productivas.

el 14 sep 2009 / 21:25 h.

TAGS:

Una andaluza cuesta a la empresa privada una media de 750 euros menos al mes que un hombre. La Consejería de Economía ha elaborado un exhaustivo informe que desmonta el estereotipo de que ellas salen caras por la baja maternal. Son más fieles y productivas.

El consejero de Economía, José Antonio Griñán, encargó hace un año un estudio sobre cuánto costaba más una mujer que un hombre a la empresa privada andaluza. Su razonamiento era claro: si los empresarios, que buscan siempre la mayor rentabilidad, no contratan mujeres es porque salen más caras que los varones y son menos eficientes. Partió, como la inmensa mayoría, de un concepto erróneo profundamente arraigado.

Y hubo sorpresa. El Estudio sobre las diferencias de costes laborales para la empresa entre hombres y mujeres en Andalucía desmonta el estereotipo. El análisis del sector privado empresarial andaluz, no agrario, concluye que el coste laboral medio de contratar a una mujer supone un ahorro de unos 750 euros mensuales. Y va más allá, el 51,4% de ese menor coste está explicado sólo por el hecho de ser mujer.

La Consejería hará llegar el documento a los agentes sociales en los próximos días y quiere que los empresarios tomen buena nota. Además Griñán defendió que este informe debe abrir una honda reflexión sobre "si tiene sentido la actual orientación de las políticas públicas de subvencionar a la contratación de mujeres". Esas ayudas, añadió, "podrían reforzar involuntariamente esos prejuicios sobre las trabajadoras".

El documento analiza el coste laboral a través de varios factores: el salario, las cotizaciones sociales a cargo de la empresa, las jornadas no trabajadas no vacacionales, la movilidad voluntaria y las bonificaciones de la Seguridad Social (excluidos los incentivos a la contratación). Es cierto que ellas, al frente de las responsabilidades familiares, presentan un 33% más de jornadas no trabajadas.

Faltan más al trabajo, pero también son más fieles a la empresa. La movilidad voluntaria de la mujer es un 38% menor que la del hombre. Es mucho más complicado que una mujer salte a otra empresa en busca de mejores condiciones. Y eso cuesta al empresario cuatro veces más que el permiso de maternidad o paternidad, las bajas por enfermedad o las ausencias por motivos familiares. La búsqueda de un nuevo empleado y su formación (se estima que el aprendizaje dura un año) influye un 7,3% sobre el coste total de un trabajador (124,97 euros al mes). Y eso se multiplica conforme mayor sea la formación. Mientras, el coste de una jornada no trabajada pesa un 1,7%. Le cuesta al empresario 29,27 euros al mes. Es una de las razones principales de que las mujeres salgan más baratas. Otra es que ellas cobran de media un 37% menos.

El documento fue presentado durante la celebración de las segundas jornadas sobre Economía y Presupuesto en clave de género que la consejería celebra en Málaga con expertos en esta materia. Andalucía ha sido pionera al acompañar su Presupuesto de un informe de impacto de género y las cuentas de 2008 priorizarán las políticas públicas que ayuden a la igualdad. La viceconsejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo, es la artífice.

  • 1