Local

La mujer de De Valle evita ahora inculparle en el caso Mari Luz

Isabel García acusó a su marido en televisión, pero no ante el juez

el 08 mar 2011 / 20:20 h.

TAGS:

Isabel García, ayer, saliendo de los juzgados.

La esposa de Santiago del Valle, supuesto asesino de la niña Mari Luz Cortés, se acogió ayer a su derecho a no declarar ante el titular del juzgado de Instrucción número 3 de Huelva, que al instante decretó su libertad provisional. Isabel García está imputada por el juzgado de Instrucción 43 de Madrid de los delitos de omisión del deber de impedir un delito y por falso testimonio, tras acusar a su marido de la muerte de la pequeña en un programa de televisión.

García tendrá que comparecer todas las semanas en una comisaría cercana a su domicilio. El juez también le ha impedido salir de territorio nacional, con el fin de tenerla a disposición judicial. "Isabel no ha ratificado su declaración realizada en Madrid, porque fue hecha bajo mucha presión", dijo el fiscal del caso, Alfredo Flores, citando palabras de la propia García.

La mujer de Del Valle está imputada por dos procedimientos distintos: uno por la omisión del deber de impedir un delito y otro por falso testimonio. Ambos supuestos friccionan entre sí porque Isabel García ha dado muchos vandazos en este caso. En sus primeras declaraciones ante la Policía, antes del juicio, acusó a su marido de la muerte de Mari Luz. Después, durante el proceso, se desdijo y culpó a la hermana de éste, Rosa del Valle.

Finalmente, al margen del juicio, en un programa de televisión, volvió a inculpar a su marido. Por omisión del deber de socorrer está siendo juzgada en Huelva, y por falso testimonio está imputada tanto en Huelva como en Madrid. Isabel mantendrá su libertad provisional hasta que ambos juzgados y la Audiencia Provincial se pronuncien por los delitos que se le imputan y decidan cuál de sus testimonios dan por válido.
Por otra parte, a la salida de los juzgados, Alberto Revuelta, letrado de la familia de Mari Luz, aseguró que "el error ha sido que una señora con minusvalía ha estado sometida en un programa de televisión a una presión materialmente inaguantable".

El pasado 25 de febrero en Madrid, un programa de televisión especializado en prensa rosa entrevistó a García, visiblemente alterada, que terminó diciendo que su marido "se había cargado" a Mari Luz. Revuelta, aunque representa a la familia Cortés, atribuye la confesión de García a un mal ejercicio del periodismo. "No se puede presionar a una persona, con un 65% de minusvalía, por mucho que ejerza la acusación particular. Hay que tener dignidad profesional como letrado y como periodista", dijo.

El letrado de Isabel García, Leonardo Ponce, aseguró ayer que la imputación de su cliente se debe a "un juicio mediático paralelo" y que "no es causa suficiente para tener a una persona en prisión".

  • 1