Local

La multa por circular por el centro un tiempo excesivo no se aplicará si hay incidencia que explique la demora

el 17 feb 2010 / 13:26 h.

TAGS:

La Delegación de Movilidad del Ayuntamiento de Sevilla garantizó  hoy la "flexibilidad" del sistema del Plan de Ordenación Viaria del  Casco Antiguo y Protección de la Zona Monumental --destinado a entrar  en vigor en septiembre con sanciones de hasta 90 euros por circular  más de 45 minutos por el centro--, señalando que si se produce alguna  incidencia que pueda justificar una demora --como por ejemplo una  manifestación o una avería grave en los suministros de agua-- se  procederá a la anulación de control de la entrada correspondiente  para que el criterio sancionador quede sin efecto.

En declaraciones a los periodistas con motivo de la inauguración   de las III Jornadas Técnicas de Aussa, el concejal de Movilidad,  Francisco Fernández (PSOE), subrayó que lo que se pretende con esta  iniciativa es "buscar una solución para todos" en un centro "que a  pesar de lo que algunos insisten no está blindado, sino que es  accesible para todos".

Cuestionado por el hecho de que la restricción temporal de  circulación a 45 minutos no estaba contemplada en el texto inicial de  la ordenanza de peatones y ciclistas, Fernández recordó que dicha  normativa establece un nivel de "regulación" del acceso y uso del  viario del centro. Por ello, "si es necesario que quede mejor  especificado de cara a una modificación, lo haremos sin soberbia, de  forma humilde".  

En este sentido, y respecto a la impugnación anunciada por la  Confederación Empresarial de Sevilla (CES), expuso que esta medida es  "un derecho jurisdiccional", si bien recordó que la ordenanza está  correctamente aprobada desde el punto de vista municipal, así como  ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).  "Si hay una consideración en contrario no me corresponde el papel de  juez, sino a la Justicia, si al final se recurre a ella", sentenció.

"Una persona tiene que ser consciente de que tiene ese tiempo para  la gestión, y si no, que vaya a un aparcamiento subterráneo en las  inmediaciones del lugar de gestión, tal y como ocurre en toda Europa  y en ciudades españolas como Málaga y Granada", dijo el edil de  Movilidad.

POSIBLES AVISOS DE PLAZAS DE PARKINGS

Asimismo, Fernández señaló en relación al orden de las medidas  adoptadas --los agentes sociales critican la regulación sin que antes  se fomente el transporte público o se construyan más aparcamientos--  que "la vida se hace de forma cotidiana y si esperamos a que se  produzca la situación idílica no habrá ningún movimiento", ya que,  añadió, el parque móvil de la ciudad se sigue incrementando "en  progresión absolutamente geométrica" y el viario "no se ensancha".

Por último, el concejal de Movilidad confirmó que se está  trabajando para que los aparcamientos puedan avisar mediante algún  tipo de cartelería de qué plazas dispone a lo largo del día.  

Fernández asistió junto al subdelegado del Gobierno en Sevilla,  Faustino Valdés, y el gerente de Aussa, José Carlos Cabaleiro --que  aseguró que no se prevén problemas en lo tocante a la reducción del  personal de la empresa por la supresión de zona azul en el centro por  el nuevo plan, pues los efectivos serían reasignados en sus  labores--, al acto de inauguración, que presidió el alcalde, el  socialista Alfredo Sánchez Monteseirín.

"NO ES UNA FORMULA MAGICA"

En su alocución, Monteseirín recalcó que, si bien hace años  "podíamos permitirnos el lujo de no intervenir demasiado en el  tráfico", eso "no es posible hoy en día", ya que cada jornada  circulan por calles de escasa capacidad en el centro hasta 110.000  vehículos a motor, lo que provoca congestión, "una realidad en las  grandes ciudades, especialmente en aquellas con un casco histórico  grande".  

La intervención "no es una fórmula mágica ni una ocurrencia", sino  que el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) prevé elementos,  como el sentido único o los pasos soterrados, "que parecen de  Perogrullo pero no lo son tanto". Por ello, respecto a la nueva  ordenación viaria en el centro, el regidor hispalense aseguró que  abrirá un proceso de diálogo con los agentes sociales "porque no  queremos otra calle Baños en ningún punto de la ciudad, con  aparcamientos céntricos que tengan un efecto llamada".

"Hay oferta por encima de la demanda en aparcamientos, y lo que  hay que cambiar es la inexistencia de la cultura de pagar por  aparcar", indicó Monteseirín, que añadió que la medida "no se aplica  por capricho, sino por la necesidad de evitar que el centro se  convierta en un infierno".

  • 1