lunes, 18 febrero 2019
18:02
, última actualización
Local

La natalidad desciende en España por primera vez en diez años

Los sociólogos apuntan a la crisis y el envejecimiento como causas.

el 22 jun 2010 / 09:59 h.

TAGS:

Dos mujeres, una de ellas embarazada, disfruta de una tarde en el parque con sus hijos.

La acuciante crisis económica que sufre España ha provocado que el número de nacimientos bajara en el país un 5% en 2009, el primer descenso tras una década de aumento constante de la natalidad, según los datos provisionales facilitados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).


Este descenso también es resultado de una reducción progresiva del número de mujeres en edad fértil y de una menor fecundidad, ya que, de hecho, el número medio de hijos por mujer bajó hasta el 1,40, desde el 1,46 registrado en 2008. En el caso de las españolas, la tasa de fecundidad bajó de 1,38 a 1,33 y entre las extranjeras de 1,81 a 1,69.
El catedrático de Trabajo Social de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Antonio López, sostiene que el frenazo de la natalidad en España encuentra en la crisis económica una de sus principales causas y asegura que el actual mercado de trabajo no está orientado a la maternidad: "la crisis favorece la infertilidad voluntaria de las mujeres". López recordó a este periódico que además hay que sumar el descenso de inmigrantes que llegan hoy al país y que durante los últimos años aumentaron los índices de natalidad, aunque sin llegar a la tasa de reemplazo. Según este catedrático, el índice de natalidad es también un buen indicador del nivel de satisfacción de la sociedad, lo que guarda una relación directa con el mercado de trabajo y el bienestar.


Otra de las conclusiones que desvelan estos datos es que el controvertido cheque bebé (la ayuda de 2.500 euros por cada nuevo nacimiento, lanzada a finales de 2007 por el Gobierno, y que desaparecerá en 2011) no ha servido para incentivar la natalidad.
De los datos facilitados por el INE se desprende que en 2009 se redujo el crecimiento natural de la población de España, con lo que, el saldo vegetativo -la diferencia entre el número de nacimientos y defunciones- fue de 109.445, una cifra "sensiblemente inferior a la observada en 2008", año en que se alcanzó el máximo crecimiento vegetativo desde 1985. Concretamente, en 2009 murieron 383.486 personas, el 0,7% menos que un año antes, lo que redujo la tasa bruta de mortalidad hasta los 8,35 fallecidos por cada mil habitantes, frente a los 8,43 de 2008. La cifra de fallecimientos de extranjeros fue de 10.542, el 2,75% del total, pese a representar más del 12% de la población residente. Siete de cada diez de estas defunciones correspondieron a ciudadanos de la Unión Europea, que son los extranjeros residentes en España con edades medias más avanzadas, especialmente los del Reino Unido y Alemania.


Por comunidades autónomas, el INE precisa que el mayor crecimiento vegetativo de la población se registró en Madrid (34.362 personas), Andalucía (29.733) y Cataluña (24.842). También destaca que seis comunidades registraron más defunciones que nacimientos: Galicia, Castilla y León, Asturias, Aragón, Cantabria y Extremadura.
La tasa de natalidad bajó en todas las autonomías, salvo en Asturias, donde subió una décima respecto a 2008, aunque esta comunidad sigue siendo la de menor natalidad de España (7,9 nacidos por mil habitantes), junto a Castilla y León (8,2) y Galicia (8,3). Las tasas de mortalidad más altas fueron las de Asturias (12,1 defunciones por cada mil habitantes), Galicia (11,0) y Castilla y León (10,7).


El INE también ofreció datos sobre los matrimonios. En 2009 se celebraron 175.952 bodas, el 10,8% menos que en el año anterior, lo que redujo la tasa bruta de nupcialidad hasta 3,83 por cada mil habitantes. En el 21,3% de los matrimonios, al me-nos uno de los cónyuges era extranjero y en el 21,1% ninguno de los contrayentes era español. El número de uniones entre personas del mismo sexo fue de 3.412 (2.212 entre varones y 1.200 entre mujeres), 218 más que en 2008. Sobre los matrimonios, también destaca que por primera vez hubiera más matrimonios civiles (94.993) que católicos (80.174). La tasa de nupcialidad sólo creció en las comunidades de Castilla y León, Extremadura, Baleares, Asturias y Ceuta.


  • 1