sábado, 23 febrero 2019
06:17
, última actualización
Local

La ‘natatio’ de la plaza de España de Écija se cierra para que no tiren basura dentro

El Ayuntamiento de Écija cubrirá estos restos arqueológicos romanos del Salón con un forjado.

el 01 jun 2010 / 17:57 h.

TAGS:

Los visitantes observan los restos arqueológicos correspondientes a la ‘natatio’.
Paralelamente, se completará la excavación arqueológica del complejo al que pertenecía para sacar a la luz la solería, situada a 1,6 metros, y colocará una estructura escalonada con sillares de piedra para hacer visitable este tesoro, que quedará protegido por "una caja transparente" que permitirá su contemplación por los ciudadanos.


El equipo de gobierno (PSOE) calcula invertir en esta remodelación en torno al estanque un máximo de 268.600 euros. Las obras se adjudicarán por el sistema negociado con publicidad, por vía de urgencia, y tendrán un plazo estimado de seis meses de duración.

El estanque está enclavado en su cota original en la esquina sureste de la plaza, junto a la iglesia de Santa Bárbara, donde los peatones pueden contemplar el yacimiento arqueológico desde el firme de la propia explanada, que se eleva a una altura bastante superior a la de los restos arqueológicos del lugar.

El Ayuntamiento de Écija justifica estas nuevas obras en la plaza porque la natatio sufre "importantes problemas de mantenimiento". El estanque fue dejado al aire libre en el rediseño de la plaza ejecutado por la empresa Clar Restauración según la idea del arquitecto Félix Pozo, y en ella se suelen arrojar papeles, bolsas, latas, botellas y otros de residuos, lo que conlleva "continuos" trabajos de limpieza, según el Ayuntamiento de Écija. De hecho, fuentes municipales hablaron de "importantes problemas de mantenimiento" detectados los últimos meses. Es más, a finales de 2009 el Ayuntamiento de Écija se vio obligado a reponer "un gran número de piezas" del vallado lateral del recinto que alberga el yacimiento arqueológico por su deterioro por el fenómeno de la dilatación, a causa de las elevadas temperaturas del verano.

En concreto, el pasado 10 de mayo, el alcalde, Juan Wic (PSOE), firmó una resolución de alcaldía mediante la que daba lugar al comienzo de este procedimiento negociado con publicidad, según un anuncio rubricado por el propio primer edil.

El Salón reabrió al público, después de una década desmantelado, en diciembre de 2007. Entonces lo hizo de acuerdo con un diseño que ganó un concurso de ideas y tras una inversión de más de dos millones de euros por parte de la Junta de Andalucía. Sin embargo, el enfoque peatonal que se le dio a la plaza no terminó de cuajar y un año después el Ayuntamiento de Écija decidió reabrirla al tráfico.

Se da la circunstancia además de que el Ayuntamiento de Écija abrió un expediente contra la adjudicataria de las obras por los numerosos defectos encontrados en la ejecución de las mismas. De hecho, la constructora anunció un concurso de acreedores, que es la fórmula que se utiliza para declarar una empresa en quiebra y dejó el Salón con numerosas irregularidades, "manga por hombro", según la expresión utilizada por algún miembro del equipo de gobierno. Clar Rehabilitación no llegó ni a entregar la obra para su recepción.

  • 1