Economía

La negociación del A400M se enquista sin un acuerdo

Alemania dice que no aceptará menos aviones por igual precio.

el 22 ene 2010 / 15:13 h.

El A400M cumplió, al menos industrialmente, con su primer despegue desde Sevilla el pasado 11 de diciembre.

Nuevo compás de espera. Las negociaciones entre el fabricante aeronáutico europeo EADS y los siete países clientes del A400M llegaron ayer a un nuevo punto muerto, aunque las partes se han emplazado al próximo martes para continuar los contactos.

Sin embargo, las posiciones de salida que mantienen se encuentran a años luz a tenor de las valoraciones conocidas tras el encuentro para abordar el asunto más delicado y del que depende la continuidad o no del avión que se ensambla en Sevilla, cómo repartir un sobrecoste estimado en más de 11.000 millones de euros.

Alemania, no obstante, aprieta las tuercas a EADS. El ministro de Defensa germano, Karl Theodor zu Guttenberg, advirtió ayer de que no aceptará la opción de recibir menos aviones por el precio acordado inicialmente para hacer frente a los problemas de financiación del aparato. Es más, tachó de "inaceptable" esa opción después de que fracasaran los contactos.

El papel de Alemania no es baladí toda vez que es el principal comprador de la aeronave, con 60 encargos sobre un total de 184 pedidos.

La comisión negociadora había puesto sobre la mesa como posible solución al conflicto que los siete compradores recibieran menos aviones por el mismo dinero -20.000 millones- y negociar posteriormente otro precio para los aparatos que faltaran hasta completar los 180 encargados iniciales (luego se sumó Malasia, que compró cuatro).

A la reunión en la capital alemana acudieron secretarios de Estado de las siete naciones y los presidentes de EADS, Louis Gallois, y Airbus, Thomas Enders, que barajaron varias posibles soluciones.

Ante el encarecimiento en 11.000 millones del encargo, EADS había propuesto anteriormente asumir 6.000 millones de los costes suplementarios y que los siete países, entre ellos España, se repartieran proporcionalmente a su pedido los restantes 5.000 millones.

Guttenberg explicó que existen varias opciones sobre la mesa, pero que no piensa aceptar "chantaje" alguno, mientras un portavoz de su ministerio había reconocido al anunciar la suspensión de las negociaciones que por ahora "no hay acuerdo sobre los puntos conflictivos".

Fuentes de EADS confiaron por su parte en que se alcance antes de final de mes una solución para la financiación del A400M y valoraron la postura de Alemania "en la normalidad de unas negociaciones", si bien insistieron en que hay voluntad para alcanzar un acuerdo.

Hay miras, no obstante, que están puestas en una fecha, el 4 de febrero, en la que está previsto un encuentro entre los mandatarios francés y alemana, Nicolás Sarkozy y Ángela Merkel, respectivamente, y que podría suponer el desbloqueo del conflicto y la vuelta a la normalidad.

  • 1