Deportes

La noche copera no deparó ninguna sorpresa

El que peor lo pasó fue el Levante ante el Melilla. El Barça también remontó ante el Alavés.

el 28 nov 2012 / 22:45 h.

Adriano, que marcó, celebra un gol de Villa.
-->

El Barcelona se impuso ayer por 3-1 al Alavés en el duelo de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, con lo que se medirá en octavos al Córdoba.

Con un once lleno de canteranos y con la presencia de Thiago, recuperado totalmente de su larga lesión, como 9, el Barcelona de Tito saltó al campo con la intención de hacer brillar una vez más el fútbol de casa, pero el Alavés marcó primero con un gol de Viguera. Adriano empató tras tirar la pared en la frontal con Thiago. Villa fue el encargado de encarrilar el partido, primero de falta directa (m. 55) y luego al culminar un pase de Tello (m. 58).

El Levante terminó con la aventura del Melilla tras imponerse por 4-1 en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final, una ronda que Atlético de Madrid, Valencia y Getafe superaron sin problemas en un miércoles con poco público en las gradas.

El conjunto de JIM, que también apostó por dar descanso a la mayoría de los titulares, se adelantó en el marcador merced a un tanto de Nikos. Sin embargo, los norteafricanos, algo tímidos al comienzo, empataron dos minutos después tras un remate del exlevantinista Chota en un córner.

La segunda mitad fue una condena para los melillenses. Primero fue Ángel, que colocó el 2-1 gracias a un sensacional testarazo, y luego Míchel puso el tercero, que ya daba el pase a los granotas, con una falta que podría catalogarse como una obra de arte. El 4-1 final lo estableció Iborra desde el punto de penalti. El Levante se medirá en octavos con el ganador de la eliminatoria entre Zaragoza y Granada.

Por su parte, el Atlético de Madrid no tuvo problemas para superar el trámite ante el Real Jaén. Los rojiblancos, con el 0-3 de la ida, doblegaron al cuadro lagarto, segundo en el grupo IV de Segunda B, merced a un tanto de Raúl García, quien parece aliado con el gol. El navarro, con un fuerte disparo, decidió un partido inútil y sin emoción.

El equipo del Cholo Simeone, con la cabeza en el derbi del sábado, contó como principal novedad con el canterano Oliver Torres, que dispuso de sus primeros minutos de forma oficial en el Vicente Calderón. La peor noticia para los colchoneros fue la lesión del Cebolla Rodríguez.

El Valencia solucionó su papeleta ante el Llagostera, al que ganó 0-2 lejos de Mestalla, después de vencer 3-1 al conjunto gerundense. Los de Pellegrino, que se adelantaron con un gol de Rami desde el centro del campo, jugaron a medio gas, algo que no impidió los tantos de Valdez y Bernat. En las postrimerías del encuentro, el cuadro catalán logró el tanto del honor, obra de Nico. De esta forma, el Valencia se enfrentará a Osasuna en octavos de final.

Por último, el Getafe, rival del Atlético de Madrid en octavos, no fue capaz de ganar a la Ponferradina en un desangelado Coliseum Alfonso Pérez. El 0-0 clasificó a los azulones, que habían ganado de forma contundente en el duelo de ida (0-4). Codina recuperó la portería, como es habitual en la Copa del Rey, y poco más.

-->-->

  • 1