Cultura

«La novela gráfica suscita interés, pero no te pagan»

Cristina Vela, jiennense afincada en Sevilla, gana el XIV certamen de Creación Joven en la modalidad de cómic con su obra ‘Diana’

el 21 oct 2014 / 21:09 h.

bin_32963006_con_16310974 Conocida sobre todo por ser autora de una espléndida novela gráfica, Medusas y ballenas, que obtuvo en 2009 el premio Desencaja, Cristina Vela (Jaén, 1983) acaba de incorporar un nuevo galardón a su currículum con el XIV certamen de Creación Joven en la modalidad de cómic, que ha conquistado con una obra titulada Diana. Dicha propuesta, de la que esta sevillana de adopción presentó solo cuatro páginas a color, con un tratamiento mixto, entintado tradicional y acabado en color digital, narra según comenta ella misma «una oscura historia de amor, ambientada en un circo de los años 50, con un personaje principal, una femme fatal que juega con los hombres, pero que siente un placer y deseo enfermizo por el peligro». «Por ello», prosigue la artista, «le pide a su enamorado que le demuestre su pasión con un acto temerario por el que ella se derrita, y él, ajustándose, literalmente, a sus palabras, se abrirá el pecho dejando su corazón expuesto, totalmente descubierto. Ella ante ese hecho tan macabro y peligroso se funde en sus brazos, enamorándose del riesgo en persona». El certamen, convocado por el Ayuntamiento de Sevilla, está dotado con 1.500 euros y diploma para el ganador, siendo los finalistas Cristina Fernández Rodríguez y Francisco Lobón Leal –1.000 euros para ambos– con su obra Bocklin. Para Cristina Vela, estos premios «son una buena propinilla, una ayuda y un descanso también que me permitirá seguir trabajando», ya que asegura que «la novela gráfica suscita interés, el problema no es publicar. El problema es que no te pagan», lamenta. No obstante, esta artista ha logrado con esfuerzo hacerse un hueco en el panorama nacional diversificando su talento entre la ilustración –sobre todo de libros de juegos de rol–, las exposiciones y el cómic, tal vez la disciplina más delicada porque «quita mucho tiempo y es difícil concentrarse. Me gustaría dedicarme más a la viñeta, pero con menos presión», dice. Sobre el auge actual de las mujeres dibujantes comenta que «es algo a lo que no presto mucha atención, a lo mejor hay chicas que han dado con la clave de lo que se lleva ahora», comenta. Y sobre sus próximos proyectos, apunta que trabaja en un nuevo libro de rol, que la próxima semana participará en el festival de ilustración Garabato Fest y que el próximo mes de marzo expondrá su obra pictórica en la galería Félix Gómez.

  • 1