Local

La novia de Samuel ratifica su coartada

Samuel, en prisión por el crimen de Marta del Castillo, pasó toda la tarde y la noche del 24 de enero en Montequinto. Eso es lo que ayer ratificaron ante el juez tres testigos, uno de ellos su novia, que reconoció que se separó de él durante algo más de hora y media. Estuvo con ella hasta que se fue a buscar a Marta.

el 16 sep 2009 / 00:44 h.

TAGS:

Samuel, en prisión por el crimen de Marta del Castillo, pasó toda la tarde y la noche del 24 de enero en Montequinto. Eso es lo que ayer ratificaron ante el juez tres testigos, uno de ellos su novia, que reconoció que se separó de él durante algo más de hora y media. Estuvo con ella hasta que se fue a buscar a Marta.

Los tres testigos que declararon ayer ante el juez dieron coartada a Samuel Benítez -uno de los cuatro detenidos por el crimen de Marta del Castillo y que en un principio reconoció su participación hasta que alegó presiones policiales- al afirmar que pasó con ellos toda la tarde y la noche del 24 de enero, día en el que se cometió el crimen. Samuel estuvo en Montequinto hasta que recibió una llamada del entorno de Marta alertándole de su desaparición.

La novia del joven sostuvo ante el juez del caso, Francisco Molina, que pasó toda la tarde con Samuel y que cenaron en una hamburguesería del barrio nazareno y que luego ella se marchó a su casa para cambiarse de ropa. La joven no precisó a qué hora se separaron, pero sí que a las 22.00 horas estaba en su casa, donde recibió una llamada de una tía suya. Sobre las 23.30 horas volvió a reunirse con Samuel hasta que éste recibió una llamada de una persona del entorno de Marta a las 23.45 horas para pedirle el número de teléfono de Miguel Carcaño, el principal inculpado del crimen, para preguntarle sobre su paradero, pues fue la última persona que estuvo con ella. Tras colgar el teléfono, la joven acompañó a Samuel a coger el autobús que le traería a Sevilla para unirse a la búsqueda. Sin embargo, no precisó la hora en que lo cogió porque se encontraron a unos amigos que les entretuvieron, según fuentes del caso.

El testimonio de la novia deja así un tramo de dos horas en las que no pudo determinar qué hizo Samuel, es decir, si en ese tiempo pudo llegar a León XIII, ayudar a su amigo Miguel a deshacerse del cuerpo, como cree la Policía, y volver a Montequinto. La hora en que se separaron coincide más o menos en el tiempo con la llamada que le hizo El Cuco desde una cabina de la Carretera Carmona. Además, algunos testigos dicen que cuando llegó a buscar a Marta venía en manga corta, pese al frío de esa noche.

Los otros dos testigos que también declararon ayer, dos amigas menores de edad, dijeron que estuvieron con Samuel mientras su novia se cambiaba en su casa. La coartada de Samuel coincide así con la última declaración de Miguel, en la que le exculpa y en la que asegura que él y El Cuco violaron a Marta y que fue el menor quien la estranguló. Luego tiraron su cuerpo a la basura.

Mientras, la búsqueda en el vertedero continúa, pese a que no se ha localizado ADN de Marta en los contenedores de León XIII y que Lipasam entregó a la Policía para que los analizara, ya que ni se habían cambiado ni limpiado desde entonces.

  • 1