Economía

La nueva Banca Cívica echa a andar

La entidad firma el protocolo de su integración en Banca Cívica. El proceso, rápido

el 19 nov 2010 / 14:01 h.

La imagen de arriba es de las que hacen historia económica. Antonio Pulido, presidente de Cajasol, y sus homólogos en Caja Navarra, Caja Burgos, Caja Canarias y, por último, Banca Cívica firmaban en Sevilla ayer la adhesión de la sevillana a esta última entidad, conformada como un Sistema Institucional de Protección (SIP o fusión fría) de las citadas cajas. Esta operación, que gesta la sexta caja de ahorros nacional por volumen de activos, supone para el grupo un punto y seguido, dado que no se descarta que, a lo largo de 2011, se sumen más socios.

La rúbrica se materializó en la sede social de Cajasol, en la Plaza de San Francisco, que también lo será de Banca Cívica una vez que el desembarco de la andaluza sea efectivo -tras las preceptivas autorizaciones-, entrada que habrá de esperar a la primavera. Amanece una gran caja fue, en 2006, el lema publicitario del enlace de El Monte y San Fernando. Amanece ahora una aún mayor.

El protocolo que contempla las condiciones de la integración deberá pasar por los consejos de administración y por las asambleas generales de las cuatro cajas implicadas. En el caso de la sevillana, el último trámite, la bendición de la asamblea, se espera para los días previos a Navidad, de acuerdo con la orden recibida desde el Banco de España y con límite de fecha en el 31 de diciembre, cuando expira la vigencia del fondo español de rescate de la banca, denominado FROB, al que Banca Cívica pedirá ayudas (préstamos a un interés del 7,75%) de 1.100 millones de euros, que habrán de devolverse.

El día 23 de diciembre Cajasol celebrará una asamblea general ordinaria. No está previsto en su orden del día, pero posiblemente tras ésta se convoque otra extraordinaria en la que se aborde la aprobación del protocolo de integración.

Tras la rúbrica de ayer, los presidentes de las entidades -Antonio Pulido, Enrique Goñi (Banca Cívica), José Antonio Asiáin (Caja Navarra), Álvaro Arvelo (Caja Canarias) y José María Arribas (Caja Burgos)- fueron recibidos por el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán. Se trataba de una "visita protocolaria", dijeron fuentes del Gobierno regional. No hubo declaraciones por parte de los cajeros, quienes se remitieron a la nota oficial de la entidad sevillana.

Lo mismo se hará con los presidentes de las autonomías donde tienen la sede social las tres cajas restantes, pero el encuentro con Griñán era muy deseado, puesto que, con Cajasol sumada a Banca Cívica, se desvanece la gran caja andaluza, matrimonio con Unicaja que aquél y el PSOE querían.

"Contamos desde el principio de las negociaciones con el apoyo y conocimiento de la Junta de Andalucía; un respaldo decisivo para llevar a cabo el acuerdo que hoy [por ayer] hemos hecho realidad", señalaba Antonio Pulido en el comunicado oficial.

A la fusión fría pueden acudir otras cajas de ahorros. Fuentes financieras consideran que el ideal sería alcanzar los 100.000 millones de euros en activos (76.514,84 millones a cierre de junio pasado), que son palabras mayores en el mapa financiero.

Contenido. El protocolo recoge una participación en Banca Cívica del 29,1% para Cajasol e igual porcentaje para la caja navarra, un 21,3% para la canaria y un 20,5% para la burgalesa. También establece la composición del consejo de Banca Cívica: cinco representantes de Caja Navarra, cinco por Cajasol, cuatro por Caja Canarias y cuatro por Caja de Burgos, más dos independientes.

La sede operativa de Banca Cívica se mantiene en Madrid y la sede social y fiscal se traslada a Sevilla. En el reparto geográfico, Cajasol asumirá las zonas de Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, mientras que el resto de las cajas se mantienen como hasta ahora, lo que supone una red comercial de 1.600 sucursales repartidas por 33 provincias con 9.500 empleados.

El solapamiento de oficinas es inferior al 3%, la solvencia se cifra en el 13,2%, la morosidad, el 4,6%, y el beneficio recurrente (sin extraordinarios) tras la integración plena, en 400 millones.

El desarrollo de Banca Cívica se encuentra "muy adelantado", desde el punto de vista financiero, organizativo, operativo y tecnológico. La integración de Cajasol, pues, será rápida.

De Burgos hasta Sevilla y con el ojo puesto en EEUU

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, deseó ayer éxito a la integración de Cajasol en Banca Cívica, el grupo en el que participa Caja Burgos, porque considera que las entidades tienen que crecer.

Indicó que es necesario que se cierren los procesos abiertos de integración de las cajas y subrayó que, según los expertos, habrá un segundo proceso de fusiones o integraciones de entidades financieras.

El consejero andaluz de Economía, Antonio Ávila, resaltó ayer la "complementariedad territorial" que ofrece la Obra Social de Banca Cívica.

Mientras, la proyección internacional del proyecto no sólo se materializará en la captación de capital, sino que el SIP está "muy cercano a la obtención de la licencia bancaria en EEUU", según indicó Cajasol.

 

  • 1