Local

La nueva batasuna rechaza la violencia "incluso la de ETA"

El Gobierno remitirá a la Fiscalía los estatutos del nuevo partido ‘abertzale'.

el 07 feb 2011 / 21:09 h.

TAGS:

El dirigente de la izquierda ‘abertzale’ Rufi Etxeberria, durante la presentación de un nuevo partido.

Un giro en la política de la izquierda abertzale. Su representante, Rufi Etxeberria, aseguró ayer que el nuevo partido que se registrará mañana ante el Ministerio del Interior incluirá en sus estatutos el "rechazo y oposición" al uso de "la violencia, o a la amenaza de su utilización, para el logro de objetivos políticos", incluida "la violencia de ETA si la hubiera, en cualquiera de sus manifestaciones". Además, garantizó que su apuesta por las vías "exclusivamente políticas y democráticas" no constituye "un regate en corto a la normativa legal" sino "un paso determinante y de no retorno".


Durante la presentación de los estatutos del nuevo partido -cuyo nombre se conocerá hoy-, Etxeberria explicó "los sustentos y compromisos" que "definen el nuevo proyecto político y organizativo" que próximamente se presentará en Madrid, de forma oficial.

Según explicó, la izquierda abertzale pretende, con la puesta en escena en el palacio de Euskalduna, además de "evitar interpretaciones distorsionadas, concitar el apoyo a una legalización necesaria, fundamental para avanzar de forma irreversible hacia una paz y normalización política progresiva, como antesala indispensable de cualquier diálogo y negociación entre todas las fuerzas políticas" vascas.


"La izquierda abertzale va a plantear la legalización de un nuevo proyecto político y organizativo asumiendo en todos sus contenidos los requisitos que se establecen en la Ley de Partidos", puntualizó. Por ello, en sus estatutos que registrarán mañana miércoles, "rechaza y se opone al uso de la violencia, o a la amenaza de su utilización, para el logro de objetivos políticos". "Y eso incluye la violencia de ETA, si la hubiera, en cualquiera de sus manifestaciones", indicó. También, Etxeberria llamó la atención sobre el hecho de que "de forma explícita", el nuevo modelo político de la izquierda abertzale "ni justifica ni ampara el uso de la violencia, cualquiera que sea el origen o naturaleza de la misma".


Tras esta declaración, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió "prudencia" ante la presentación del nuevo partido de la izquierda abertzale y afirmó que lo que han dicho estaba en la línea de lo que el Ejecutivo esperaba que iban a decir, según informaron fuentes socialistas.


Queda mucho camino. Fuentes de la dirección del PSOE añadieron que, dado que la izquierda abertzale lleva 25 años dando apoyo a ETA, la sociedad necesita tiempo para contrastar su voluntad de romper con la violencia y, en opinión de los socialistas, de aquí a las próximas elecciones municipales y autonómicas no hay tiempo para confirmar si esa voluntad es real y se mantendrá en el tiempo o si es meramente coyuntural.


Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó ayer que la credibilidad de Batasuna está bajo mínimos, que ETA aun existe y que queda un camino muy largo por recorrer. En ese sentido admitió que "es la primera vez en muchos años de violencia que la ilegalizada Batasuna ha rechazo expresamente la violencia de ETA", pero matizó que no ha sido un concesión gratuita sino la consecuencia de la firmeza del Estado de derecho y la sociedad vasca y española. Además, avanzó que el Gobierno va a remitir a la Fiscalía y a la Abogacía del Estado los nuevos estatutos junto a los informes de la Policía.


Mientras, desde las filas del PP, su presidente, Mariano Rajoy, aseguró que "ETA-Batasuna ni ninguna de sus franquicias" pueden concurrir a las elecciones que se celebran el próximo 22 de mayo. "Ni ETA-Batasuna ni ninguna de sus franquicias se pueden presentar a las elecciones autonómicas y municipales", manifestó en un su página de Facebook.


También, la secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, exigió al Gobierno que cumpla con "total exactitud" la Ley de Partidos Políticos y "utilice todos los instrumentos que le da el Estado de Derecho para impedir que Batasuna pueda estar otra vez en las instituciones". También desde el PP, el presidente del partido en el País Vasco, Antonio Basagoiti, advirtió ayer a la izquierda abertzale de que "900 asesinatos no se tapan haciendo promesas o presentando unos estatutos" porque eso "no garantiza que ETA no vuelva a matar".

  • 1