lunes, 22 abril 2019
21:58
, última actualización
Cultura

La nueva escena andaluza mira de frente a la vanguardia europea

Se trata de convertir la temporada 2009-2010 en una gran fiesta de cumpleaños a la que acudirán de invitados aquellas grandes compañías europeas -teatro y danza- que son ya parte de la historia de este teatro, y que lo han situado como el escenario más avanzado y exigente con los nuevos lenguajes escénicos contemporáneos.

el 16 sep 2009 / 08:27 h.

Se trata de convertir la temporada 2009-2010 en una gran fiesta de cumpleaños a la que acudirán de invitados aquellas grandes compañías europeas -teatro y danza- que son ya parte de la historia de este teatro, y que lo han situado como el escenario más avanzado y exigente con los nuevos lenguajes escénicos contemporáneos. No obstante, la celebración, donde se soplan 15 velas, tendrá también un tono aperturista, y junto a las viejas caras conocidas, el Central le abre la puerta a las compañías andaluzas más jóvenes "por presentar proyectos de calidad, en igualdad de condiciones con las compañías nacionales e internacionales que repiten en nuestro escenario. Parece que nuestros creadores han dado una vuelta de tuerca y se pueden comparar con los mejores tanto a nivel nacional como internacional".

Así lo justificaba ayer Manuel Llanes, programador del Teatro Central y oficiante de la ceremonia inaugural junto a la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, para quien el verdadero leitmotiv de esta programación son todos aquellos artistas congregados, "que son capaces de modificar las fronteras entre las artes". Así, los híbridos entre teatro, danza y música son una constante que jalona la temporada, con un total de 78 espectáculos -ocho estrenos nacionales y nueve absolutos- que pondrán en escena nueve compañías andaluzas, once internacionales y siete nacionales.

De este modo, y comenzando por las propuestas más cercanas, el Centro Andaluz de Teatro (CAT) presenta tres coproducciones: Los negros, de los almerienses Axioma; El testigo, con la compañía de Rafael Álvarez El Brujo; y Bodas de sangre, dirigida por José Carlos Plaza en colaboración con el Centro Dramático Nacional.

Dentro de la producción andaluza destacan también las colaboraciones con creadores internacionales como las de Histrión Teatro con el dramaturgo argentino Daniel Veronese (Los corderos); Excéntrica con Rob Tannion, ex bailarín de la compañía inglesa DV8 y actor de Theatre de la Complicité (Infame o el placer de lo efímero), o Mopa con Juan Kruz, asistente de la coreógrafa alemana Sasha Waltz (Espérame despierto).

Por otra parte, el escenario de la Cartuja también acogerá la actuación de siete compañías nacionales que, en palabras de Llanes, "son las indiscutibles". Así, por el Teatro Central pasará el teatro de Animalario, con una visión sobre la vida del boxeador Urtain; la producción de Focus y Teatro Romea, Un seguro servidor, Orson Welles, protagonizada por José María Pou; y dos creaciones a cargo del Teatro Español, como son Mercado libre, dirigida por Jesús Cracio, y 2010 de Mario Gas.

Pero antes de todo esto, el Teatro Central, que según palabras de Llanes, "nació con la vocación clara de convertirse en un referente para la renovación de la cultura escénica de Andalucía, y su proyección en todo el territorio nacional", comenzará su fiesta cumpleañera con una triple propuesta: una gala antillana de la mano de la compañía Difé Kako (8 de octubre), en "la que los asistentes se convertirán en protagonistas, y en la que podrán participar pequeños y mayores"; un concierto "excepcional" programado en colaboración con el Instituto Ramón Llull que capitaneará La Mala, la dama española del hip hop, y contará con el compositor Refree y la Original Jazz Orquestra Taller de Músics (día 9); y finalmente, una propuesta de teatro de calle que trasladará, días antes, el espíritu del Central a la sevillana Plaza de San Francisco. Será Axioma Teatro, con una versión "ibertaria" de Carlos Góngora, la compañía que dé comienzo a la fiesta el 3 de octubre.

  • 1